Diario Sur

Malaga CF

Golpe judicial al jeque

Nayef Al-Thani, Abdullah Al-Thani y la presidenta del Leganés, Victoria Pavón, en el palco de La Rosaleda.
Nayef Al-Thani, Abdullah Al-Thani y la presidenta del Leganés, Victoria Pavón, en el palco de La Rosaleda. / Ñito Salas
  • La jueza desestima la querella contra Shatat, Ghubn e Iglesias, y rechaza las acusaciones

  • Al-Thani podrá recurrir esta decisión, pero el auto es tajante sobre su deseo de declarar: «Sin que haya lugar a citar nuevamente al querellante»

El 23 de noviembre de 2016 quedará marcado en la agenda del jeque Abdullah Al-Thani como la fecha en la que recibió su primer revés judicial importante relacionado con el ‘caso BlueBay’. Por contra, fue el día en el que Moayad Shatat, Abdullah Ghubn y Jamal Iglesias pudieron confirmar su inocencia. La jueza Elena Sancho acordó ayer el sobreseimiento de la querella criminal que había interpuesto el propietario del Málaga contra sus dos hombres de confianza y el máximo responsable de la empresa hotelera por los delitos de falsedad documental o apropiación indebida, entre otros. «No puede sostenerse que haya quedado justificado que estos hechos tuvieran lugar en la forma que se describe y a espaldas del querellante», dice el auto, al que ha tenido acceso este periódico.

Pese a que el jeque y sus abogados tienen ahora la posibilidad de recurrir esta decisión, el escrito de la titular del Juzgado de Instrucción número 9 es claro y muy contrario al querellante, Abdullah Al-Thani. Primero hace referencia a que «los pretendidos delitos societarios o de apropiación indebida no han quedado justificados», mientras que ocurre lo mismo con otra de las acusaciones más relevantes: «En cuanto a la falsedad documental, la referida falsedad no ha quedado justificada».

Declaraciones

La jueza hace referencia a todas las declaraciones de los acusados por el jeque, que presentaron las pruebas que consideraron más oportunas para demostrar su inocencia. En uno de los párrafos de esta resolución se hace referencia al juicio de fondo por el ‘caso BlueBay’ al asegurar lo siguiente en el texto: «Es llamativo que nada se dijera acerca de la falsedad del documento cuando se contestó a la demanda en el pleito civil, y que sólo meses más tarde se alegara». Pero la jueza no quiere opinar del otro procedimiento, relacionado con la venta de acciones del club: «No es en esta jurisdicción en la que deba entrarse a valorar».

Pero el golpe más duro al jeque por este procedimiento, rodeado de problemas y de polémica en todo momento, llega cuando la jueza no sólo desestima la causa a la espera del recurso, sino que también quiere dejar claro que ya no es necesario que Abdullah Al-Thani acuda a declarar al juzgado, como estaba previsto. «Por todo ello procede acordar el sobreseimiento sin que haya lugar a citar nuevamente al querellante, en tanto no se considera ya necesario en tanto la parte que lo solicitó ha renunciado a ello. Dada, además, su falta de comparecencia en dos ocasiones y en tanto que no constando en documento original no será posible llevar a cabo la pericial referida de forma fiable, por lo que su comparecencia no aportaría elemento alguno útil a la investigación que se ha iniciado por querella y sin que se haya instado por el querellante la práctica de ninguna otra diligencia», explica.

Este mismo auto explica de qué forma y el plazo con el que cuentan los letrados del jeque, que están encabezados por Pedro González Segura, para presentar un escrito si no comparten esta decisión. «Cabe recurso de reforma en tres días ante este juzgado y directa o subsidiariamente apelación en cinco días ante la Audiencia Provincial», se afirma en el documento de 15 folios. En principio, según las fuentes consultadas ayer por este periódico, el jeque recurrirá este sobreseimiento provisional de las actuaciones.