Malaga CF

Jamal Iglesias, esperanzado tras desestimar la jueza la querella del jeque

  • El presidente de BlueBay confía en que este sobreseimiento “sirva para agilizar” el pleito de fondo, en el que solicita el 49 por ciento de las acciones de Al-Thani y el control del Málaga

El presidente de BlueBay, Jamal Satli Iglesias, se muestra satisfecho con el sobreseimiento de la querella del jeque Abdullah Al-Thani contra él mismo y dos de los hombres de confianza del propietario del Málaga, Abdullah Ghubn y Moayad Shatat. Entiende que esta decisión, que todavía no es firme, de la jueza encargada del caso abre la esperanza para que se reactive de una forma inmediata el proceso de fondo, el conocido como 'caso BlueBay', en el que Iglesias solicita el 49 por ciento de las acciones del club con las que contaba el jeque inicialmente y también quiere recuperar el control de la entidad (los dirigentes de la hotelera ya conformaron el equipo de gestión del Málaga cuando se cerró este acuerdo hace más de tres años).

“La desestimación de esta demanda esperamos que sirva para agilizar otro proceso judicial abierto de gran importancia que nos permita recuperar el 49% de las acciones del Málaga Club de Fútbol y hacernos cargo de su gestión. Para nosotros es una prioridad sanear el club a fin de dotarle de seguridad y estabilidad. Así lo intentamos hacer con la reestructuración del club planteada años atrás, cuando lo recibimos con 100 millones de euros de deuda. Además, queremos seguir adelante con los planes y compromisos anunciados para convertir al Málaga en el equipo que deber ser: un club de referencia en España con un proyecto de futuro viable y consolidado. Por eso, el sobreseimiento en firme de esta querella es un paso importante en la hoja de ruta prevista", explica Iglesias en un comunicado.

El sobreseimiento provisional llega tras la querella criminal de Al-Thani contra el propio Iglesias, Ghubn y Shatat, en la que el presidente del club y su equipo de abogados capitaneados por Pedro González Segura los acusaba de los siguientes delitos: falsedad documental, apropiación indebida, administración desleal y delito societario. La jueza, sin embargo, no ha encontrado pruebas que sustenten estas peticiones, por lo que el pasado miércoles desestimó esta demanda, que será recurrida por el jeque.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate