Diario Sur

Malaga CF

El Málaga, reincidente en la Copa

fotogalería

Duda, en uno de los ataques / Efe

  • Sin imponer su condición de favorito, acaba encajando dos goles en Córdoba y se obliga a una gran remontada

El Málaga es reincidente en la Copa del Rey, su torneo maldito, y que va camino de serlo otro año más. A las primeras de cambio un ‘Segunda’ en crisis se le ha atragantado. Sin imponer en ningún momento su teórica superioridad en Córdoba, el favorito declarado (palabras de Juande Ramos) acabó encajando dos goles en el tramo final del choque y se obliga a remontar en la vuelta –necesitaría cuatro goles sólo con encajar un tanto–. Una vez más esta temporada, el cuadro de La Rosaleda no jugó a nada, muy falto de ideas.Dispuso de algunas ocasiones, pero pocas suficientemente claras. Esta vez no le salvó ni la pegada ni la calidad.

noticias relacionadas

El técnico mantuvo en el once a cinco titulares del sábado ante el Deportivo (Rosales, Mikel, Pablo, Juanpi y Santos), dejó a Koné en el banco y evitó riesgos con nueve fichas profesionales de salida ante un Córdoba en el que debutaba Luis Carrión en el banquillo (segunda etapa, tras una breve interinidad en 2014).El deseo no oficializado casi por todos (técnicos, jugadores y aficionados) era no seguir en la Copa para poner toda la atención en el campeonato de Segunda, en el que el equipo se ha quedado con un solo punto de margen sobre la zona de descenso. Y miren lo que sucedió...

«¿Dónde están los millones? ¿Dónde están los millones?» Cantaba la grada de El Arcángel tratando de picar al vecino. El Málaga apenas impuso su superioridad teórica, sin paciencia para armar su juego, con menos intensidad que si se hubiera tratado de un partido de Liga y con la línea de tres medios punta (el mismo 4-2-3-1 que su rival) en un registro menor. Juanpi fue casi un segundo delantero y actuó demasiado descolgado del centro del campo, Ontiveros parece un jugador más capacitado para armarla saliendo desde el banquillo, y Jony sigue ‘depre’, quizás aún sin respuesta a su cambio prematuro ante su exequipo e inédito en la Liga desde entonces.

Sin imponer su rango, el Málaga compró papeletas para que le tocara un gol en contra. El Córdoba comenzó especialmente correoso, con el dinamismo de Rodri y las diagonales de Pedro Ríos, que casi se aprovechó al inicio de una indecisión de Llorente. Al menos el debutante Boyko se mostró tranquilo, sin acusar la inactividad que tanto lastra al portero sin minutos de competición. Su mayor apuro fue un remate a bocajarro de Ríos, que se había ido de Mikel. Más allá de ello, el ucraniano de complexión extraña (largas extremidades inferiores y cuerpo menudo, al estilo del tenista Milos Raonic) salió airoso de su debut. Peor lo pasó Razak, que llegó a tener residencia en la calle Álamos. Heterodoxo el ghanés, lo repelió todo, y sufrió en un golpe franco directo de Duda que le botó delante, pero estuvo acertado en un ‘mano a mano’ con Santos, quizás en la mejor opción malaguista antes del descanso.

Nada mejoró en el Málaga en el segundo tiempo. El equipo siguió evidenciando carencias importantes en la elaboración. Duda, en su primera actuación como titular del curso, fue el más atinado con el balón. Juande no tardó en sacrificar a Ontiveros y Juanpi, e introdujo a En-Nesyri y Chory Castro, que se movió por la banda derecha esta vez. Lejos de corregirse en su apatía, llegó el castigo del gol.

Larga acción de Rodri

No podía ser otro que Rodri, que suele crecerse ante rivales superiores. Superó de inicio a Llorente, en el enésimo duelo de esta campaña en el que el central no sale airoso en una carrera. Pero el delantero formado en la cantera del Sevilla hizo después lo más difícil. Buscó el hueco con sangre fría, falló el primer remate, centrado y con un paradón de Boyko, y atinó en el segundo, escorado y por el ‘palo corto’.

Fue entonces cuando el Córdoba se creció en su juego, animado por una afición ávida de alicientes. Otra larga acción de ataque, con un desborde de Moha (el canterano, primo del exazulgrana Adama Traore) culminó en un empalme de Borja desde fuera del área para el segundo gol del Córdoba. El remate, muy ajustado, no lo pudo detener Boyko. Toca remontada. Este Málaga ya ha protagonizado alguna, pero...

Temas