Diario Sur

Malaga CF

El rompecabezas de Juande Ramos

Sandro celebra su gol ante el Deportivo, junto a Rosales y Torres.
Sandro celebra su gol ante el Deportivo, junto a Rosales y Torres. / Ñito Salas
  • Sandro se perfila como la octava baja del Málaga para medirse el domingo al Valencia en Mestalla

Cualquier situación, por mala que sea, es susceptible de empeorar. Y el Málaga va camino de cumplir hoy mismo este dicho en lo relativo a las bajas. Estas ausencias, además, afectan a jugadores importantes de la plantilla, casi todos ellos titulares habituales. El último en entrar en este grupo puede ser Sandro, lo que convertirá el posible once y el sistema de juego del equipo blanquiazul en un auténtico rompecabezas para Juande Ramos. El delantero y máximo goleador del equipo comenzó a trabajar en solitario el jueves, lo que hacía prever que estaría disponible para viajar esta tarde a Valencia, pero ayer tampoco pudo incorporarse al grupo y volvió a ejercitarse con el readaptador, una señal inequívoca de que sus opciones de jugar en Mestalla mañana, a partir de las 18.30 horas, son ya muy escasas.

En cualquier caso, Sandro será probado esta mañana para conocer si tiene alguna posibilidad de desplazarse con el resto de expedicionarios. Sufrió una lesión de grado 1 en el bíceps femoral derecho al comienzo de la segunda parte contra el Deportivo, lo que ofrecía ciertas posibilidades de una recuperación cara al choque con los valencianistas. Pero la evolución no fue al final tan positiva y el cuerpo técnico, con toda probabilidad, no querrá correr excesivos riesgos. Aunque habrá que esperar al entrenamiento de esta mañana para saber si llega el restablecimiento completo y qué ocurre.

Esta probable baja elevaría a ocho las ausencias en el primer equipo, lo que deja su plantilla reducida a sólo catorce futbolistas, incluyendo en esta nómina a Pablo (tiene ficha con el filial). Juande necesitará incorporar a nada menos que cuatro canteranos para completar la convocatoria, mientras que el once titular se convierte en una incógnita todavía mayor. El técnico deberá buscar una fórmula de juego equilibrada, pero también adaptada a un rival fuerte y muy complicado pese a su mala situación clasificatoria.

Los mismos lesionados

Continúa invariable, y ya son varias semanas, el grupo de cinco jugadores lesionados. Son los casos de Weligton, Charles, Kuzmanovic, Keko y Recio. Ninguno de ellos se ha entrenado todavía con el grupo, por lo que estos regresos siguen retrasándose. El malagueño Recio seguramente será el que esté más próximo a volver, pero será más adelante, mientras que se desconoce cuándo estarán restablecidos el resto de los jugadores con problemas físicos. Sí se esperan que estén completamente aptos Camacho y Kameni, que han sufrido algunas molestias durante la semana. A estas ausencias por lesiones, además, hay que unir a los dos sancionados por segunda semana consecutiva (aunque jugaron en la Copa), como son los casos de Diego Llorente y Juan Carlos. Los dos futbolistas expulsados en el Camp Nou, además, estaban siendo habituales en el bloque principal de Juande.

El equipo se ha ido adaptando cada semana a las numerosas bajas, pero la probable ausencia de Sandro agravaría de una forma considerable la situación, ya que el canario ha conseguido nada menos que seis goles y se está mostrando determinante para el conjunto blanquiazul. En su lugar, sin embargo, puede estar Santos, que también ha sumado tres goles en los pocos minutos disputados.

A la espera se encuentran los canteranos, que están siendo básicos para que el Málaga salga adelante de una situación tan complicada. Hoy pueden ser hasta cuatro los que viajen con el equipo (se están entrenando de forma habitual Aarón, Luis, Ontiveros, Mula, Kuki y En-Nesyri). El gran problema para Juande, además, se centra una semana más en que la normativa le obliga a tener siempre al menos a siete jugadores con ficha del primer equipo en el campo.