Diario Sur
Malaga CF

Málaga-Granada: el derbi de siempre

Irles encara a Vicente (del Granada) en la temporada 72-73.
Irles encara a Vicente (del Granada) en la temporada 72-73. / SUR
  • La rivalidad más prolongada del club de Martiricos ofrece hoy una nueva edición, y nunca se dio una victoria visitante en la élite

  • Los pupilos de Juande, ya con Sandro, confían en encadenar por primera vez en su historia seis triunfos seguidos en casa en la máxima categoría

Puede que los últimos años se hayan vuelto más calientes los Málaga-Sevilla, pero el derbi por antonomasia en La Rosaleda se jugó con el Granada. La de esta noche en Martiricos (20,45, Gol) será la enésima entrega de una rivalidad que se ha desarrollado en todas las categorías nacionales y que depara un dato más que llamativo en la élite: ni los blanquiazules ganaron en Los Cármenes (tres empates en las once visitas) ni el cuadro nazarí, en La Rosaleda (cuatro empates como único botín).

Aunque los primeros duelos oficiales datan de 1933, el 20 de febrero se cumplirán ya 75 años de la primera visita del Granada a La Rosaleda. Las citas más recordadas datan de los sesenta y los setenta, aunque desde 1974 hasta 2011 hubo un larguísimo paréntesis sin derbis en Primera. El escaso desarrollo de los estudios universitarios en Málaga provocaba un importante éxodo de jóvenes a la ciudad vecina para seguir formándose y avivaba el interés de los duelos en Los Cármenes, con temidas eliminatorias de promoción o viajes muy peligrosos. Los malaguistas ya entrados en la tercera edad recurrieron al tren botijo por la Cuesta de la Reina y sufrieron algún que otro ataque a la salida de Granada en Santa Fe.

Nombres clave

De aquel Los Cármenes ya derruido y situado junto a una prisión, a una Rosaleda, que acaba de cumplir tres cuartos de siglo. Muchos protagonistas han trufado de anécdotas los Granada-Málaga, pero hay nombres muy significativos que han vestido las dos camisetas, como José Manuel González (década de los cuarenta), abuelo del actual entrenador del Granada, Lucas Alcaraz; Manolo Méndez, desde comienzos de los cincuenta; el actual consejero malaguista Ben Barek, que ha jugado con los dos y los ha entrenado también, y el delantero de los ochenta Paquito.

El siglo XXI ha abierto una brecha en la rivalidad. El Málaga se ha escapado, se ha hecho más grande que su vecino.Desde 1999 sólo ha faltado dos años a la competición en Primera, mientras que el Granada, ausente desde 1976, ha vuelto en 2011, pero las ha pasado canutas cada curso para mantenerse. No van las cosas mejor en este, con un proyecto deportivo auspiciado por el hermano de Pep Guardiola, Pere, con la friolera de diecisiete fichajes, la mayoría jóvenes y foráneos. Hacer un equipo, limitar la iniciativa individual para reforzar el colectivo, es el reto de Alcaraz, que ha sucedido a un efímero Paco Jémez.

Son interminables los vínculos actuales. Juan Carlos es el último jugador que ha actuado en ambos conjuntos. Además, Ochoa vuelve a La Rosaleda (lo ha jugado todo este curso, hasta en la Copa), y podría no vérselas con Kameni, sino con Boyko, que curiosamente deberá detener los remates de un compatriota, Kravets. Además, Samper ySandro, que se perfilan como titulares, fueron compañeros los últimos años en el Barcelona; Torres y Bueno coincidieron en las categorías inferiores del Real Madrid, y Tito y Llorente, en el Rayo.

La rivalidad tensa entre aficiones ha dado paso hoy en día a un excelente ambiente entre ambas, con muchas iniciativas de hermanamiento de peñas.

La rivalidad tensa entre aficiones ha dado paso hoy en día a un excelente ambiente entre ambas, con muchas iniciativas de hermanamiento de peñas. / SUR

El partido de esta noche, que abre la decimoquinta jornada y se podrá seguir en abierto en televisión, coincide con dos momentos clave de la evolución de los equipos. El Málaga podría encadenar seis victorias en La Rosaleda, lo que nunca logró en Primera con ninguna de sus denominaciones, y el Granada llega de conseguir su primer triunfo en la competición. Lo hizo no ante un cualquiera (2-1 al Sevilla), y después de ganar en la Copa. De un tiempo a esta parte, Alcaraz le ha dado rigor defensivo al equipo, y empieza a perfilarse un once tipo, del que se ha caído por un problema muscular el lateral Foulquier.

En su mejor momento

El Málaga llega seguramente en su mejor momento. Reforzado tras cuatro partidos invicto, con ‘media inglesa’ (triunfos locales, empates fuera), su facilidad realizadora y capacidad de reacción en todas las citas y el regreso de su máximo goleador, Sandro. Acude con seis bajas, las cinco de larga duración (Weligton, Recio, Kuzmanovic, Keko y Charles) y la del sancionado Chory Castro, pero vuelven también tras su castigo Llorente y Juan Carlos.

Sin embargo, a estas alturas costará subirse al tren en marcha. Juande Ramos podría formar con dos puntas, o disponer de Jony por la izquierda y sacrificar a Santos. Sin embargo, el gran debate está en la portería, donde todo hace pensar que seguirá Boyko. Unos 300 aficionados del Granada viajan a Málaga, y en el bar Nataly habrá un almuerzo de hermanamiento entre peñas esta tarde.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate