Diario Sur

Malaga CF

El botín más preciado

Jugadores del Málaga, en un entrenamiento esta semana.
Jugadores del Málaga, en un entrenamiento esta semana. / Ñito Salas
  • El Málaga visita el escenario más deseado por su afición para celebrar una victoria, el Sánchez Pizjuán

  • Recio vuelve a la lista dos meses y medio después, y el equipo tratará de poner fin a una racha de diez salidas sin ganar fuera ante un buen Sevilla

Los puntos valen siempre igual, pero tres de una tacada en Nervión no son cualquier cosa. Ganar en el Sánchez Pizjuán es consuelo de varios meses en el malaguismo. Ya puede aburrir hasta las ovejas el juego del equipo o haber un déficit de puntos acuciante, que no es del todo el caso del actual proyecto, que un ‘dos’ en la quiniela en ese escenario lo permite maquillar todo. Ofrecería inviolabilidad a las críticas durante varias semanas.

En esta ocasión más, a las puertas de un largo paréntesis liguero –hasta el 7 de enero–, ante un Sevilla lanzado y poderoso en su feudo, y en un Málaga que no vence fuera desde el 19 de marzo (precisamente en la capital hispalense, pero ante el Betis) y que ha encadenado diez salidas sin éxitos.

La batalla de Nervión parte de salida desequilibrada. El Sevilla es hoy más, deportiva y económicamente, que el Málaga, pero los blanquiazules tienen sus argumentos. Una fe inquebrantable en sus posibilidades y el aval de haber competido siempre en todas sus citas, sin conceder tanteos amplios. El regreso de Recio es otro estímulo. Aunque no se le adivina de titular, porque lleva dos meses y medio de baja y apenas una semana de trabajo normal con sus compañeros, ha vuelto a una convocatoria en la que también se recupera a Chory Castro, cumplida su sanción, y en la que sobra un integrante. Se quedó fuera ya En-Nesyri, cada vez más cerca del filial que de la plantilla profesional –incluso ya jugó en Tercera el domingo– y no se prevén muchas novedades en el once, más allá de la probable de Chory por Juan Carlos.

Será una ocasión para ir empezando a asentar un equipo más definido y reconocible y un estilo. De momento al Málaga, lento en su combustión en los partidos, apenas domina la posesión de la pelota y se suele encomendar a la rapidez de sus transiciones y a su finalización.

Enrachado

Enfrente espera un Sevilla a un punto de la segunda plaza, en octavos de final de la Champions y con pie y tres cuartos en la misma ronda en la Copa.Eso sí, sin sus ‘carrileros’ habituales, Mariano y el internacional de nuevo cuño Escudero, ni el sancionado Vázquez. El cuadro hispalense tiene en común con el malaguista la amplia cosecha de puntos en los minutos postreros. Así ganó a Las Palmas (2-1), el Leganés y el Deportivo (sendos 2-3), con lo que la sensación es que su cifra actual podría estar algo inflada.

No obstante, tiene su mérito que una plantilla muy renovada haya sabido adaptarse sin demasiado retraso a una nueva filosofía de juego, la de un Sampaoli marcado por lo aprendido con Bielsa. Su equipo juega a ser dominador, explota la polivalencia de sus futbolistas –Vitolo y Sarabia han jugado de laterales– y no duda en modificar el dibujo si es conveniente, hasta el punto de alternar la defensa de tres y de cuatro casi por igual.

Temas