Diario Sur

Malaga CF

La crisis estalla en el Málaga tras la dimisión inesperada de Juande

Crisis en el Málaga tras la dimisión de Juande Ramos
/ Salvador Salas
  • El entrenador se lo comunicó a Arnau el día del partido de Copa y la justifica por la falta de autoridad en la gestión del club

Ahora sí, nadie puede discutir que el Málaga está en crisis. Juande Ramos deja de ser su entrenador después de haber presentado la dimisión. Fue el presidente del club, Abdullah Al-Thani, quien optó en la tarde de ayer por su vía habitual (una red social, en este caso Twitter) para dejar entrever la marcha del manchego. «Muchas gracias, señor. Juande Ramos, aprecio su franqueza y respeto su decisión. Le deseo todo el éxito», era el texto, que iba acompañado de una imagen del técnico el día de su presentación. La renuncia fue comunicada por Juande al director deportivo, Francesc Arnau, el día del encuentro de Copa del Rey frente al Córdoba. Fuentes cercanas al técnico recalcaron ayer a este periódico que su marcha obedece a las discrepancias con la dirección y la gestión de la entidad.

Crisis en el Málaga tras la dimisión de Juande Ramos

/ Pachi

El Málaga ya sabía desde la noche del martes de forma tajante que Juande iba a dejar el club. Así se lo comunicó el manchego a Arnau, con el que siempre ha mantenido una óptima relación personal –otra cuestión son sus discrepancias en aspectos de la planificación–, después de la situación vivida con Kameni. El guardameta adujo un proceso vírico el lunes para no ejercitarse, por lo que se quedó fuera de la convocatoria, pero al día siguiente acudió al entrenamiento previsto con los no convocados. Según reconocen en el entorno del técnico, la postura del camerunés, que también ha sentado mal en el vestuario, provocó que su «desencanto» ya fuera definitivo.

Intento en vano

En el seno del club entendieron que Juande había tenido un ‘calentón’ y dejaron pasar las horas. Pero, cuando Arnau contactó nuevamente con él el miércoles, se vio sorprendido porque la decisión era firme. No había vuelta atrás. El director deportivo incluso trató de reconducir la situación y trató de convencer al manchego, pero fue en vano. Por esa razón, se encontraba visiblemente contrariado ese día a última hora de la tarde y así se lo expuso a sus más allegados.

Ayer ya no se produjo movimiento alguno en forma de llamada de Arnau a Juande. El técnico se había mostrado contundente al explicarle a ‘Arni’ (como lo llama) que era el momento adecuado para marcharse, con el equipo en una zona cómoda (con 21 puntos y nueve sobre el descenso) y con mucho margen por delante para encontrar a un sustituto (en concreto, diecisiete días hasta el próximo encuentro, el 7 de enero en Balaídos frente al Celta).

Fuentes cercanas al manchego insisten en que este considera que en el club existe «falta de mando» para manejar diversas situaciones, un aspecto relacionado con la dirección y la gestión de la entidad. En este sentido, recalcan que durante los últimos meses se habían producido discrepancias en algunos capítulos y que Juande ha echado en falta una persona y una estructura que lleven con pulso firme las riendas del club, de una forma adecuada a lo que se exige en Primera División. Asimismo, niegan que los gritos de «Juande, vete ya» durante el encuentro copero frente al Córdoba influyeran en su decisión, «porque en el club ya conocían sus quejas sobre el funcionamiento».

El Málaga ya se puso en marcha ayer para sondear el mercado y encontrar al mejor sustituto para el entrenador manchego. Eso sí, de momento el club ni siquiera ha anunciado oficialmente la dimisión de Juande y se espera que lo haga en las próximas horas. El jeque de nuevo volvió a ir por libre y sorprendió a todos en La Rosaleda, lo que supone otra prueba de esa «falta de organización» que ha esgrimido el manchego para marcharse tras dieciséis jornadas de Liga.