Diario Sur

Malaga CF

Weligton deja su plaza a Peñaranda en el Málaga

Weligton se gira a la grada y aplaude tras ser ovacionado en la sesión de ayer.
Weligton se gira a la grada y aplaude tras ser ovacionado en la sesión de ayer. / Fernando González
  • En una gran muestra de malaguismo, el central accede a darse de baja para que se cierre la cesión del delantero

  • La ficha de extracomunitario del brasileño la ocupará el ex del Granada, que ya está en Málaga y hoy acabará de pasar pruebas médicas

A sus 37 años, en su décima campaña en la plantilla y después de ser uno de los extranjeros en la historia del club que mejor se ha integrado en la ciudad, a Weligton todavía le ha quedado tiempo para rendir un último gesto de pleitesía al Málaga. Y no uno cualquiera. El central brasileño anunció ayer al mediodía en un comunicado su disposición a darse de baja para hacer hueco a la llegada de un extracomunitario, ya que el cupo estaba cubierto de lo contrario. De esta forma, el club de La Rosaleda está a punto de anunciar la cesión del delantero venezolano Adalberto Peñaranda, de 19 años, y que tiene previsto terminar hoy de pasar las pruebas médicas después de llegar ayer a mediodía a la ciudad.

«En varias oportunidades he dejado clara mi postura, que el día que no me viera para jugar o que el club no contara conmigo no tendría problemas en ceder mi ficha (...) No es el momento de pensar en mí (...) Soy y seré siempre malaguista y malagueño, y creo que el club debe estar por encima de todo y de todos», comunico ayer al mediodía Weligton en las redes sociales, y enseguida se ganó la comprensión y el elogio de sus compañeros y de la afición.

Cabe recordar que él, Rosales y Santos ocupaban las tres plazas de extracomunitarios que permite la competición, y que no estaba obligado a admitir su baja federativa, pero no ha tenido problema en dar este paso, que no hace sino subrayar aún más la tremenda profesionalidad mostrada desde su llegada procedente del Grasshoppers suizo en la etapa de Muñiz, aún en Segunda. Después pudo disfrutar de la mejor etapa histórica, con la participación en la Champions. Weligton estaba de baja desde septiembre, tras operarse en su rodilla derecha.

Peñaranda, a punto

La segunda parte de la revisión médica será el último trámite para que se pueda hacer oficial el primer fichaje invernal, el del exfutbolista del Granada, un diamante en bruto que apenas jugó en este inicio de campaña en el Udinese, donde fue cedido por el Watford. Peñaranda fue una apuesta de futuro de la familia Pozzo, reclutado del Deportivo La Guaira e incorporado al juvenil del Granada el pasado curso. Sin embargo, el jugador acabó jugando en el filial (en Segunda B) y en la duodécima jornada debutó en Primera División. Se convirtió en una de las revelaciones de la categoría, con cinco goles y dos dianas en el primer partido en que vio puerta, ante el Levante.

Hace casi un año el Watford lo fichó por más de diez millones de euros en una simple operación de ingeniería financiera, al ser otro club de la misma propiedad. El acuerdo era que siguiese cedido en el Granada hasta junio de 2017, pero al ser vendido el club este verano a un inversor chino, tuvo que salir. Dado que la normativa de la Premier le impedía ser inscrito en el Watford, fue prestado al Udinese, también de los Pozzo. Allí apenas ha tenido sitio para Del Neri y no se ha adaptado a la rigidez táctica de la Serie A. Además, una resonancia magnética que se le practicó a principios de diciembre reveló que sufre una lesión en el tendón de la corva derecha, de la que se desconoce si está totalmente recuperado ya.

Peñaranda ya ha debutado con Venezuela, estuvo en la Copa América y pude adaptarse a cualquier puesto de ataque, por su velocidad y calidad técnica. Sobre todo es medio punta, pero en La Rosaleda la pasada campaña actuó de ‘nueve’. El responsable de La Academia, Manel Casanova, ya le seguía en su etapa de juvenil para incorporarlo.

Temas