Malaga CF

Un vídeo de siete minutos

Manel Casanova sugirió la contratación de Peñaranda en diciembre de 2014.
Manel Casanova sugirió la contratación de Peñaranda en diciembre de 2014. / SUR
  • Su condición de extranjero y lo que entonces era un alto coste impidieron que a finales de 2014 aquel joven al que Manel Casanova había visto en directo en Colombia pudiera venir al Málaga

Aunque sea cedido y con opción de compra, la llegada de Peñaranda al Málaga ha satisfecho en particular a una persona del club: Manel Casanova fue uno de los privilegiados ojeadores que lo vieron en acción en el primer certamen en el que deslumbró el joven venezolano, un torneo en Colombia. Precisamente a raíz de aquello, hace dos años y casi un mes, su fichaje se puso por primera vez encima de la mesa. La condición de extranjero del jugador y lo que entonces se consideraba un alto coste impidieron su fichaje.

Casanova recuerda ahora mucho más aquel viaje a Medellín y sus cercanías, porque el avión (en el que viajaban una treintena de personas) sufrió un descenso brusco de unos 400 metros no muy lejos de la zona en la que se estrelló hace escasas semanas la expedición del Chapecoense. Pero aún hay otra coincidencia: el conjunto brasileño viajaba para disputar un partido de la final de la Copa Sudamericana y el director de La Academia y sus acompañantes también siguieron un encuentro de la final de esa competición; en concreto, el Atlético Medellín-River Plate, que concluyó con empate a uno.

En total fueron ocho clubes los que estuvieron presentes en aquel torneo: cuatro italianos, tres españoles (además del Málaga estuvieron el Espanyol, representado por Lardín, y el Elche) y el Manchester United. Se trataba de un certamen sub-17 en el que Peñaranda ya dejó muestras de sus virtudes. Fue entonces cuando Casanova le pidió al representante del futbolista, Norman Capuozzo, un vídeo con algunas jugadas del venezolano. Aquella cinta duraba sólo siete minutos, pero el máximo responsable de la cantera malaguista, que suele tener ojo clínico, se vio deslumbrado más por las jugadas que protagonizaba el medio punta que por el único gol (aunque este sí era de una gran calidad).

Compra a medias

A mediados de diciembre de 2014 Casanova puso encima de la mesa el nombre de Adalberto (en su círculo interno él siempre utilizaba el nombre de pila del joven talento venezolano), pero el Málaga no se decidió. De un lado pesaba la condición de extracomunitario –el club ya había incorporado a Nwakali, cedido por el Manchester City–, y por otro, su elevado coste. Entonces el agente planteaba comprar a medias la propiedad al Deportivo La Guaira, con un montante de 200.000 euros para la entidad de Martiricos y otros 200.000 euros para el propio Capuozzo.

Aquella opción se reactivó un mes después, con motivo de la presencia del entonces director deportivo, Mario Armando Husillos, en el Sudamericano sub-20 disputado en Uruguay y que ganó Argentina con el trío ofensivo compuesto por Espinoza, Simeone y Correa. La ‘vinotinto’ perdió tres de sus cuatro partidos, pero en el último se impuso a la anfitriona por 0-1 con un magnífico gol de Jaime Moreno. En la selección dirigida por Miguel Echanausi  formaban en ataque el pequeño Jhon Murillo (1,69), que fue fichado por el Benfica por cinco temporadas; Jaime Moreno, al que sí pudo fichar el Málaga (ahora está cedido en la Cultural Leonesa), y Peñaranda. Este último era utilizado en la izquierda, pero con libertad de movimientos para entrar en diagonal o junto a la línea de cal.

Fue entonces cuando Husillos habló con Casanova para que se agilizaran las gestiones. Para entonces, sin embargo, la puja había comenzado y hasta el Barcelona se había fijado en Peñaranda. Al final fue el Udinese el que se hizo con sus servicios. Su propietario, Gino Pozzo, prefirió cederlo a otro de sus clubes, el Granada. Inicialmente jugó en su filial hasta que Sandoval lo hizo debutar con el primer equipo y a finales de enero del año pasado el Watford (también de Pozzo) lo compró por diez millones de euros y elevó su cláusula de rescisión para evitar riesgos innecesarios. Ahora el venezolano ha recorrido el camino inverso: del Watford al Udinese, y del Udinese al Málaga. Sólo que para disgusto de Casanova lo hará cedido y sin opción de compra...

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate