Diario Sur
Malaga CF

Juanmi vuelve a casa

Juanmi, teñido de rubio platino, celebra un gol al Valladolid en la Copa del Rey
Juanmi, teñido de rubio platino, celebra un gol al Valladolid en la Copa del Rey / Mikel Fraile
  • El punta malagueño de la Real se enfrentará el lunes por primera vez a su equipo de toda la vida

  • Disfruta del momento más maduro de su carrera, con nuevo ‘look’ y con seis goles en lo que va de temporada, a pesar de no partir como titular

Nadie diría que Juanmi sigue siendo un futbolista sub-23. Parece que fue hace un mundo cuando el coineño debutó en Primera División, un 17 de enero de 2010 ante el Getafe (1-0).El martes se cumplirán siete años en los que ha vivido siempre deprisa, como cantó AlejandroSanz. Un día antes se producirá otro hito en su carrera: visitará por primera vez La Rosaleda sin vestir la camiseta del Málaga.

El día de enfrentarse a su equipo de siempre ha llegado. Hasta ahora había podido evitar la responsabilidad, porque en el Racing (segunda parte de la campaña 2012-2013) jugó en Segunda, y en el Southampton no había necesidad de cruzarse con clubes españoles. Pero no en la Real Sociedad. La cita le llega al atacante en uno de los mejores momentos de su carrera. Más maduro que nunca. Hasta ha cambiado de ‘look’ en las últimas semanas, con un rubio platino de moda en su cabellera que no le está dando malos resultados en el campo. Sin ser titular en el cuadro vasco, asegura goles y buen rendimiento cada vez que salta al campo, de forma que las expectativas de su fichaje de momento se cumplen: van seis dianas en 829 minutos, lo que serían algo más de nueve partidos completos. No es un mal promedio.

Y es que Juanmi siempre tuvo gol. Sus cifras casi siempre han respondido, después de ser en su momento el malaguista más precoz en debutar en Primera con el equipo. Lo hizo con solamente 16 años, siete meses y 27 días. «Al final lo asimilé bien. La familia y los compañeros te ayudan en ese momento. Es verdad que fue bastante pronto, pero estoy contento con ello», recordó ahora, con la frialdad y la perspectiva que da todo el tiempo transcurrido y en una entrevista concedida a Teledonosti (del ‘Diario Vasco’).

Juanmi disputó cinco partidos esa campaña (2010-2011), y sus primeros goles llegaron en la siguiente, la 2011-2012, a las órdenes de Jesualdo Ferreira. Vio puerta, y por partida doble, en el 3-5 en Zaragoza, y su segunda ‘víctima’ fue su actual equipo. Curiosamente, superó a Mikel Labaka, ahora uno de los ayudantes de Eusebio en el cuerpo técnico. El coineño se acordaba muy bien de la jugada, que no dio puntos (1-2).«Marqué con el ‘26’ en la camiseta. Me anticipé a Labaka y estaba también Mikel González (actual compañero). Recuerdo que el centro me lo dio Jesús Gámez».

Las cifras de precocidad de Juanmi, que parecía que difícilmente podrían ser batidas, se vieron superadas en el arranque de la temporada 2012-2013. Sucedió que Pellegrini contó con el camerunés Fabrice para el debut liguero, en Balaídos. Este, al poco de saltar al terreno de juego, marcó el gol de la victoria (0-1) con sólo 16 años, tres meses y nueve días. Su carrera quedó estancada después, pero ese tope será complicado de mejorar.

Juanmi acudió a La Rosaleda a saludar a excompañeros el pasado 28 de diciembre.

Juanmi acudió a La Rosaleda a saludar a excompañeros el pasado 28 de diciembre. / Twitter

Juanmi se buscó la vida por primera vez fuera del Málaga en la segunda mitad del curso, ante la competencia de la considerada mejor plantilla de la historia del club. «Estuvimos a punto de entrar en semifinales de la Champions, pero tuve que salir... La experiencia fue un poco jodida. El equipo (se refiere a su paso por el Racing, donde nunca se adaptó) estaba en una dinámica mala, y tanto en el conjunto como en el club había muchas cosas que no cuadraban», recuerda ahora sobre esa primera experiencia fuera de casa.

Luego ha sido una costumbre.Después de la mejor campaña de su carrera, la 2014-2015, la primera de Gracia, con 34 partidos en la Liga, ocho goles y sintiéndose titular en el Málaga, lo que no le había sucedido nunca, debutó en la selección española, y se ganó la oferta de la Premier League del Southamton, que pagó una cantidad equivalente al importe de la cláusula de rescisión, siete millones de euros.

Juanmi trata de encontrar ahora respuestas de por qué tampoco se adaptó en su segunda salida, a las órdenes de Koeman, ya mucho más maduro que en Santander. «Venía de hacer un año muy bueno en el Málaga, y la propuesta que hizo el Southampton nos beneficiaba tanto al club como a mí. Salí, pero las cosas del fútbol son así. A veces no tienes minutos, continuidad, que es lo que quiere un jugador», reconoció. El malagueño no se adaptó al vértigo en los ‘saints’. «Es un fútbol totalmente diferente, de ida y vuelta. Lo físico prevalece sobre lo táctico y lo técnico, pero a la gente le parece vistoso, porque le gusta ese ida y vuelta. También está muy bien estructurado organizativamente. Los campos están llenos y los aficionados siempre están animando. Es un gustazo jugar allí. Como jugador se me quedó la espina clavada de no haber aprovechado la experiencia».

Primera oferta de la Real

Ya hace un año hubo una oferta invernal de la Real Sociedad –también el Málaga tocó teclas para procurarse su regreso–, pero el Southampton no lo dejó ir, hasta este verano, cuando se firmó un traspaso por cinco millones. «La verdad es que los años pasan muy rápido, eso sí que es verdad, pero en Málaga me pasaron muchas cosas seguidas. Pasé casi de estar en el cuadro juvenil a debutar en el primer equipo y a partir de ahí, la etapa en el Southampton, y ahora la Real Sociedad, donde ojalá pueda estar mucho tiempo».

Y es que Juanmi sólo tiene palabras de alabanza para su club actual. «Lo que más me sorprendió es el vestuario que hay en este equipo. Es algo increíble cómo te acogen. Eso es imprescindible. Estoy muy cómodo, es una ciudad tranquila, bonita, con la gente respetuosa a la hora de pararte para una foto. ¿Que llueve? Sí, pero si al final estás cómodo...».

Juanmi está feliz pese a que el ‘tridente’ de ataque de la Real parece definido con Vela (ahora lesionado en una rodilla), el goleador Willian Jose y Oyarzabal, el talento local. «Empecé jugando, marqué en Pamplona, pero luego hubo un par de partidos en los que el equipo no estuvo a la altura. Dejé de actuar y luego el equipo cogió una buena dinámica de fútbol y resultados. Ahí ya sólo te toca esperar la oportunidad para entrar en el once. Hay que tratar de aprovechar las opciones, y eso es lo que he hecho, pero lo que me gusta es estar cada semana en el once».

Pese al 0-4 del Sevilla en el último partido liguero, la Real Sociedad es uno de los conjuntos de moda en España. «La gente está encantada con el juego que está haciendo el equipo. Lo que se trabaja cada semana se plasma en el campo. Tenemos una idea de juego y con ellas vamos hasta el final», admite Juanmi, que el miércoles colaboró en la clasificación de su equipo para los cuartos de final de la Copa del Rey.

Ahora Juanmi ya tiene en mente la cita de este lunes, con su familia y la Peña Malaguista del Guadalhorce ‘Juanmi’ en la grada. De paso, las molestias de Vela le pueden venir bien para jugar de titular. Ya se sabe: 23 años y parece que ha transcurrido un mundo. Sin embargo, Juanmi tiene mucha carrera por delante. Casi toda una vida.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate