Diario Sur

Malaga CF

Riesgo de ‘fuga’ en La Rosaleda

Kameni se dispone a sacar de puerta mientras la Grada de Animación apoya al equipo.
Kameni se dispone a sacar de puerta mientras la Grada de Animación apoya al equipo. / Salvador Salas
  • Los últimos partidos reflejan un descenso en la cifra de espectadores, lo que se puede acentuar el lunes

  • Tradicionalmente en los encuentros el primer día de la semana no se llega a las 20.000 personas en el recinto de Martiricos

El Málaga disputará frente a la Real Sociedad (20.45 horas, en Gol) su quinto partido en La Rosaleda en lunes en las últimas cinco temporadas. Y lo hará con riesgo de ‘fuga’. Tradicionalmente el primer día de la semana suele deparar una baja afluencia de espectadores al recinto de Martiricos, pero además en la actualidad también se observa un descenso en las cifras de asistencia en los últimos cuatro partidos en casa del campeonato.

No es el lunes un día que atraiga a los aficionados, independientemente de que no es positivo para el público infantil, para los seguidores de localidades de la provincia situadas a cierta distancia y, obviamente, para aquellos cuya jornada laboral concluye en torno a las nueve de la noche. LaLiga sigue empeñada en un sistema de horarios basado en la competencia con la Premier League, que abre habitualmente la jornada el sábado al mediodía y la cierra el lunes por la noche. Sólo que en estos dos encuentros habitualmente compite alguno de los equipos con cierto tirón (los Manchester, el Chelsea, el Liverpool, el Tottenham, el Arsenal, el Everton...) mientras que en España en raras ocasiones sucede así. Se busca por encima de todo el tirón en el mercado asiático. Y no parece que un Málaga-Real Sociedad, por mucho que duela a los seguidores malaguistas, vaya a tener una gran audiencia. Mientras, los ‘grandes’ suelen copar los horarios más ‘normales’.

En el Málaga preocupa el descenso en el número de espectadores. El número de abonados no es oficial, aunque se asegura que supera ampliamente los 22.000. Sin embargo, a tenor de los datos oficiales de asistencia registrados por LaLiga, sólo una vez la cifra estuvo por encima: con motivo de la visita del Athletic, cuando asistieron 23.188 personas. Incluso en el estreno (del Málaga y del campeonato) hubo menos público que poseedores del carné, 22.199 personas, si bien conviene recordar que el encuentro se disputó en viernes y en pleno verano.

Seguidores visitantes

En el resto de los encuentros la afluencia no ha sido precisamente elevada. Salvo en el segundo partido en La Rosaleda (frente al Villarreal, con 21.800 personas), la cifra de abonados que han acudido al recinto de Martiricos ha estado por debajo de los 20.000. Oficialmente hubo 20.316 espectadores frente al Sporting y 20.299 contra el Granada, pero en ambos casos se produjo una importante presencia de seguidores del cuadro visitante, no sólo en la zona habilitada para ellos (en la esquina de Tribuna con Gol), sino repartidos por todo el estadio. Pero, por ejemplo, llama la atención que frente al Eibar, en martes, hubo más que contra el Leganés, en domingo (19.318 frente a 18.991). El caso del encuentro frente al Deportivo es excepcional: sólo hubo 12.679 un sábado al mediodía, pero fue un día extraordinariamente lluvioso.

Que el Málaga ha perdido tirón entre los aficionados es más que evidente. Incluso, da la sensación de que algunos de los abonados se reservan para los partidos más interesantes, lo que invita a pensar que en la segunda vuelta los datos de asistencia mejorarán considerablemente con la visita de equipos como el Real Madrid, el Barcelona, el Atlético de Madrid, el Sevilla, el Betis y quizá hasta el Valencia. En este último caso puede que influya poco su presencia en la zona baja, porque habitualmente La Rosaleda registra una gran entrada cuando llega el cuadro de Mestalla. De hecho, la única vez que se superó la cifra de 20.000 espectadores en un partido en lunes en las últimas cinco temporadas fue contra este conjunto. Se llegó a unos 26.000. Fue en el comienzo de la segunda vuelta hace dos temporadas y el Málaga se impuso por 1-0 merced a un gol de Samu Castillejo.

Escaso apego

En el resto de los encuentros en lunes se ha dejado sentir el escaso apego de los aficionados a que el partido se dispute este día. Precisamente el primero disputado en La Rosaleda en las últimas cinco temporadas fue ante la Real Sociedad. Se celebró el 17 de febrero de 2014 y el Málaga cayó por 0-1 ante 19.500 personas tras encajar un gol de Vela. Esa misma temporada, el equipo dirigido entonces por Bernd Schuster se desquitó frente al Villarreal probablemente en la mejor actuación en casa. Aquel 2-0 sirvió para dejar casi certificada la permanencia ante 17.000 espectadores. El encuentro será recordado para siempre por el gesto que hizo Amrabat al colegiado Álvarez Izquierdo tras una falta (como si este necesitara gafas), lo que le costó la expulsión por roja directa. Por último, la pasada temporada, en la antepenúltima jornada, la cifra exacta fue de 17.562 personas en la victoria contra el Levante (3-1).

Todos estos datos alimentan el riesgo de ‘fuga’ en La Rosaleda el domingo. Ni los aficionados están entusiasmados con los partidos en casa ni el lunes es un día propicia para que cambie esta dinámica.