Diario Sur

Malaga CF

Un paso atrás del Málaga en todos los sentidos

Camacho, en el suelo en una acción con Aritz Elustondo y Zurutuza.
Camacho, en el suelo en una acción con Aritz Elustondo y Zurutuza. / Salvador Salas
  • Sin ofrecer una imagen de equipo y con un once extraño se aleja de mirar por los puestos altos

Lejos de experimentar una mejoría y de reaccionar el Málaga parece haber involucionado, y no puede ser más preocupante después del giro experimentado en la dirección del equipo, con la alternativa dada al ‘Gato’ Romero. La derrota de anoche supone un serio paso atrás en todos los frentes. Primero, en el clasificatorio, alejándose de forma casi definitiva de mirar hacia arriba (a ocho puntos de Europa); también en el juego, sin la intensidad que, errores defensivos al margen, lució en Balaídos y, finalmente, en cuanto a idea colectiva. El Málaga fue la estampa más lejana a la de un equipo, con una alineación experimental y muchos futbolistas haciendo la guerra por su cuenta y sin remar de forma acompasada.

Para empezar Romero sorprendió con el once. No tanto en la línea defensiva, donde solventó la papeleta tras las malas actuaciones de sus centrales volviendo a castigar a Llorente. Pero no retrasó a Camacho y Luis jugó de titular por primera vez en la élite. Cumplió el canterano, al menos en cuanto a que no cometió errores de bulto, pero no estuvo firme en la salida del balón. Más sorprendente fue el conjunto de elecciones tomadas de centro del campo para adelante. Fue titular Duda por primera vez esta campaña, y volvió a partir desde la derecha Santos. Recio, Jony, Juanpi, Peñaranda u Ontiveros esperaron turno desde del banquillo.

La segunda decepción tuvo que ver con la imagen del equipo, la presión poco acompasada. Santos muchas veces no se vio respaldado por otros compañeros en su afán, y el equipo fue individualista en ataque y no pareció remar unido con o sin balón. Es cierto que la desgracia fue el denominador común de la consecución de los dos goles de la Real Sociedad, porque en el 0-1 Duda desvía totalmente el lanzamiento de falta de Íñigo Martínez, pero con un escorzo muy raro con el brazo al volverse con él en alto, y en el 0-2 se reclamó fuera de juego claro de Juanmi (en la prolongación de Raúl Navas), aunque no queda claro en las imágenes si Chory Castro, situado en la línea de fondo en el lanzamiento del córner, había retrocedido lo suficiente para forzar el ‘offside’.

A día de hoy el equipo encadena siete partidos oficiales sin ganar (dos de la Copa del Rey), no tiene un once definido, sigue teniendo muchos jugadores lesionados y afronta un calendario nada sencillo, con dos salidas consecutivas, al Santiago Bernabéu y a El Sadar, donde el Osasuna, a pesar de que sólo ha ganado un partido, se la juega. Los nueve puntos de ‘colchón’ respecto a la zona de descenso son un margen amplio, pero en el fútbol se han conocido debacles mayores, y en este Málaga hay muchos indicios que invitan al pesimismo.