Diario Sur

Malaga CF

Con Luis Hernández, la plantilla tendrá 'overbooking' de centrales

Luis Hernández, tras el examen médico.
Luis Hernández, tras el examen médico. / Fernando González
  • Sin contar a Weligton, Romero dispondrá de cinco jugadores para el centro de la defensa, además del polivalente Torres y el canterano Luis

La lesión y casi retirada de Weligton (ahora ya no tiene ficha con el Málaga) ha provocado una especie de cataclismo o revolución en el club de Martiricos. Su importancia para el equipo había creado cierta dependencia, algo que se ha traducido ahora en los problemas que se están observando para encontrar una línea defensiva sólida y solvente. Llegaron varios fichajes para esta zona al comienzo de campaña, pero la adaptación no se ha llegado a completar. De ahí que la dirección deportiva apostara por seguir reforzando el centro de la zaga con Demichelis y después Luis Hernández (todavía no es oficial su fichaje por dos millones de euros). Pero, curiosamente, con esta última incorporación el equipo blanquiazul ya tiene ‘overbooking’ de centrales.

El Málaga afrontaba en verano el campeonato sólo con un central de la campaña anterior, Weligton, además del polivalente Torres, que puede ser utilizado en cualquiera de las cuatro plazas de la zaga. A ellos se les unió el filial Mikel, que pasaba al primer equipo. De ahí que el club se reforzara con la incorporación de otros dos: Llorente y Koné. Pero la lesión del brasileño forzó que el resto de los centrales tuvieran que asumir el protagonismo. Y el equipo no funcionó bien, además de aparecer más lesiones. Al final, en los dos últimos encuentros, Marcelo Romero apostó directamente por Mikel y el canterano Luis Muñoz como pareja titular. Aunque ya está en el equipo y debutó en el Santiago Bernabéu Demichelis y es previsible que en las próximas horas sea anunciado el fichaje de Luis Hernández.

Con todos ellos, la plantilla dispone ya de cinco centrales, a los que hay que añadir al polivalente Torres, que serían ya seis, y el canterano Luis, titular los dos últimos encuentros. Y también sigue en la plantilla un octavo central, Weligton, que ya no puede contar. La situación, de esta forma, ha dado un giro de 180 grados. La defensa, de esta forma, continúa en proceso de reconstrucción para disponer de una zaga de garantías a medio plazo.