Malaga CF

Otra intervención de Promoesport

Rodri (izquierda), junto a su colaborador Unai (ex del Villarreal) durante la presentación de Uche.
Rodri (izquierda), junto a su colaborador Unai (ex del Villarreal) durante la presentación de Uche. / Salvador Salas
  • La empresa de Rodri vuelve a aportar un futbolista en los últimos doce meses tras las operaciones de Atsu, Uche y Koné, y la salida a bajo precio de Javi Gracia

  • Representa a Weligton, Ontiveros, Luis y el filial Arturo, y tanteó el fichaje de Boyko, que al final vino por la mitad tras la mediación de otro agente

No es un secreto que el presidente del Málaga, Abdullah Al-Thani, vetó en agosto la llegada del centrocampista Cristóforo. El jeque no entendió que la empresa que lo representa, Tenfield (es decir, Paco Casal), colocara a tres jugadores (Chory Castro, Ricca y, sobre todo, Santos) por la cantidad percibida por la marcha de Amrabat, en torno a ocho millones de euros. Sin embargo, no es el todopoderoso agente uruguayo el que más operaciones hace con el club de La Rosaleda. Ese honor le corresponde a la empresa Promoesport, encabezada por José Rodríguez Baster ‘Rodri’, que en los doce últimos meses ha intervenido en varias incorporaciones, la última la de José Rodríguez.

Como explicaba ayer este periódico, José Rodríguez fue ofrecido hasta la saciedad por Rodri en las dos temporadas anteriores, coincidiendo con la presencia de Javi Gracia (también representado por él) en el banquillo del Málaga. El alicantino siempre formaba parte de una terna que también integraban el central Ignasi Miquel (en el Lugo) y el delantero Rodri (ahora en el Córdoba). En aquella etapa sólo trajo a un jugador al equipo de La Rosaleda, Luis Alberto, aunque este optó por cambiar de representante a los pocos meses de comenzar la Liga. El medio punta siempre se ha quejado en privado de que aquella decisión le pasó factura...

Estrecha relación

Con el cambio en la dirección deportiva y en su estructura, Rodri comenzó a ser un agente importante para el Málaga. Más incluso que en etapas anteriores, cuando llevó a distintos futbolistas. Y no es sólo la estrecha relación de Francesc Arnau con el agente que lidera esta empresa radicada, según la Federación Española, en La Massana, en Andorra. Es sobradamente conocido que también lo existe entre los ayudantes del excapitán malaguista y otras personas de la delegación en Andalucía de Promoesport, como Rivas y Campano, que jugaron en el Betis y el Mallorca (entre otros), respectivamente.

Durante los últimos meses Promoesport ha intervenido en varias operaciones, así como en otras que finalmente no cristalizaron. Eso sí, la mejor jugada fue la salida de Javi Gracia. Cuando llegó el entrenador navarro (en contra de la opinión de Al-Thani, lo que obligó a demorar un día su presentación), los anteriores dirigentes decidieron que la cláusula de rescisión fuera de tres millones. No obstante, el año pasado por estas fechas comenzó la negociación para su renovación y se aceptó un incremento en su ficha a cambio de que se rebajara la cifra de salida en casi un tercio. En el mercado ya era público y notorio que Rodri estaba ofreciendo al navarro en distintos mercados y en el Málaga también lo sabían. De hecho, la negociación con Juande comenzó mucho antes de que se supiera que el destino de Gracia iba a ser el Rubin Kazán.

Ya en el pasado mercado invernal Promoesport intervino en la llegada de Atsu para ocupar el flanco derecho (iba a ser el titular, pero Juanpi se hizo con el sitio) y, sobre todo, de Uche. El caso de este resultó mucho más llamativo, porque las informaciones que llegaban desde México apuntaban que estaba fuera de forma. En el último día de plazo, en una gestión bendecida por el propio entrenador, se cerró el fichaje del nigeriano. Como era de prever, sus actuaciones fueron contadas y en todas demostró que su tono físico no era el idóneo.

El pasado verano

En verano Promoesport tuvo menos vínculo con el Málaga, pero fue la empresa que intermedió entre el club y el representante de Koné, cuyo rendimiento, como es notorio, ha dejado bastante que desear. Y ya a mediados de agosto, cuando surgió la opción de Boyko, fue la encargada de entablar las negociaciones con el Besiktas y le comunicó al Málaga que su llegada costaba más de un millón. Posteriormente, con la mediación de otro representante, el coste de la cesión rondó menos de la mitad (en concreto, a 550.000 euros).

Ahora el Málaga vuelve a ponerse en manos de Promoesport para incorporar a un jugador con escasas actuaciones las dos últimas temporadas (en esta sólo ha jugado seis minutos) y que no se ajusta al perfil que necesita tras las lesiones de Kuzmanovic y Recio, que van a dejar al menos durante nueve jornadas al equipo con un solo medio de contención (Camacho). Eso sí, la empresa de Rodri puede presumir de que entre sus representados se encuentran los dos canteranos de más proyección en La Rosaleda, Luis y Ontiveros, así como Weligton y el medio centro del filial Arturo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate