Diario Sur
Malaga CF

¿Y si falta Camacho?

  • El club vuelve a asumir riesgos al afrontar casi la mitad de la segunda vuelta con un solo medio de contención

  • Sólo Demichelis y Llorente han asumido esa función en su carrera, sin olvidar a Luis, que empezó como medio y ha actuado en partidos puntuales en el juvenil y el filial

Salvo novedad de última hora (más por una salida que por una entrada), el Málaga ya tiene cerrada su plantilla. Eso sí, cuenta con tres futbolistas cuya presencia en el equipo está descartada durante varias semanas debido a problemas físicos (Kuzmanovic, Recio y Sandro). Con este panorama y la llegada finalmente de José Rodríguez, que no destaca precisamente por sus cualidades defensivas, la pregunta que se hacen numerosos aficionados (también en el vestuario) es más que evidente: «¿Y si falta Camacho?» Durante dos meses el club debe aferrarse a que el aragonés no sufra ni un simple resfriado.

noticias relacionadas

El Málaga está gafado esta temporada por las lesiones, especialmente en dos zonas del campo: el eje de la defensa y el medio centro. Y si es cierto que en la primera ha pesado más el bajo nivel de algunos futbolistas (en particular, las dos incorporaciones en el mercado veraniego, Llorente y Koné), en la segunda las ausencias han pasado una enorme factura al equipo. Las lesiones de Recio y Kuzmanovic fueron un lastre durante la primera vuelta y, a la vista de los últimos acontecimientos, la situación puede repetirse durante el segundo tramo del campeonato.

Enormes problemas

El anterior entrenador, Juande Ramos, ya sufrió los enormes problemas en el corazón del equipo. Entre su lesión y la posterior recaída no estuvo disponible durante nueve encuentros. La alternativa, el jugador elegido para completar esa zona y ocupar la vacante dejada por Tissone (al que no se le renovó el contrato), era el suizo e internacional serbio Kuzmanovic, pero después de causar baja en dos partidos se prestó a arriesgar para ayudar al Málaga (lo hizo frente al Leganés) y sufrió un percance mucho más grave (ya lleva once consecutivos fuera del equipo). Al final ambos coincidieron en el dique seco en siete jornadas.

Esta fase fue un suplicio para Juande y para el Málaga. Al bajo nivel mostrado en el centro de la defensa hubo que añadir la fragilidad en la contención. Camacho, que nunca ha vuelto a ser el mismo físicamente desde la anterior lesión –sin contar sus problemas de espalda entre octubre y diciembre–, no se vio tampoco resguardado por Pablo, un futbolista con indudable proyección pero de otras características y, desde luego, de momento sin esa capacidad para chocar que se exige en la élite en esa parcela del terreno de juego. Basta con repasar el encuentro del pasado viernes en Pamplona. En la primera parte, con la pareja Camacho-Recio –e incluso con este con el brazo derecho ‘colgando’ debido a la fractura en el codo–, el equipo se mostró compacto y la defensa apenas sufrió. Tras el descanso, con la presencia de Pablo por Recio, los locales pusieron en aprietos a los centrales debido a la facilidad con la que desbordaban a los dos ‘pivotes’.

Posición crucial

El Málaga ya sabía que Kuzmanovic no va a estar disponible hasta los tres o cuatro últimos partidos de Liga. Y tampoco existen garantías de que esté en plena forma. La lesión sufrida el viernes por Recio, que implica al menos dos meses de baja –está por ver hasta qué punto tiene algún ligamento dañado–, dispara la debilidad en una posición crucial. Aun así, tras la negativa de N’Diaye a recalar en el equipo blanquiazul, la dirección deportiva optó por José Rodríguez, que no puede desempeñar una función relacionada con la contención y el despliegue físico (como se ha comprobado durante su trayectoria).

Visto el panorama, la duda se centra en qué opciones tendría el entrenador malaguista en caso de ausencia de Camacho, una situación que puede no demorarse porque está a dos tarjetas de completar el segundo ciclo de amonestaciones (acumula ocho). En principio, a la vista de la plantilla, únicamente dos jugadores, Demichelis y Llorente, han asumido esa función en su carrera (el argentino incluso estuvo un tiempo por delante del propio Camacho en las preferencias de Manuel Pellegrini en la temporada 2011-2012). También, pero muy esporádicamente, el lateral izquierdo Ricca.

Mención aparte merece el caso de Luis, un futbolista que en sus comienzos era centrocampista y que en momentos puntuales sí ha desempeñado la función de medio de contención tanto en el juvenil (incluso en la Copa de Campeones) como en el Atlético Malagueño. En su caso, además, cuenta con la ventaja de su buena salida de balón. Por otro lado, cabe recalcar que el club descarta la opción de repescar a Deco, que se encuentra cedido esta temporada en el Barakaldo, en Segunda División B. Ese es el panorama en el Málaga en caso de que el entrenador no pueda contar con Camacho por uno u otro motivo. De nuevo, y a pesar de la experiencia vivida en la primera vuelta, el club asume el riesgo.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate