Diario Sur
Malaga CF

Arnau: «Con lo que tenemos hay para afrontar con garantías lo que queda»

Francesc Arnau, durante su comparecencia de ayer.
Francesc Arnau, durante su comparecencia de ayer. / Fernando González
  • «Sólo hubo una opción de salida, en el caso de los centrales, pero no se dio», dijo Arnau, que negó ofertas por Sandro

El examen duró unos veinticinco minutos. Durante este periodo el director deportivo del Málaga, Francesc Arnau, sorteó las preguntas de la prensa de la manera más hábil que pudo. Profundizó más en unas que otras, alguna especialmente delicada, pero siempre defendió su gestión en este mercado invernal, valorando la plantilla creada y argumentando que trabaja codo a codo con el entrenador, Marcelo Romero, en estos menesteres.

«Llevo dos mercados invernales y ambos han sido atípicos. Este empezó con la dimisión de Juande (Ramos), y el otro, porque acababa de llegar. Debo insistir en que Juande se comportó como un caballero en la dimisión y en el tema contractual», comenzó diciendo en una valoración general de cómo se han ido desarrollando los acontecimientos desde finales de diciembre hasta hoy». «Luego –añadió– hubo que preparar al nuevo míster (Romero) e informarle de cómo iba todo, con la ventaja de que él ya estaba antes en el club. Trabajamos en consenso y que viniera Peñaranda fue rápido, porque lo teníamos medio hablado y avanzado. Hablamos con Weligton, por la plaza de extracomunitario, y agradecemos su facilidad para ayudar al club. Demichelis fue una situación más sencilla. Había rescindido con el Espanyol y fue rápido. Lo de Luis Hernández es lo que me ha ocupado más tiempo. Fue duro, pero Luis apretó para salir de allí. No nos planteábamos una cesión, y queríamos algo más prolongado. Llegamos a un acuerdo con el Leicester después de quince o veinte días de una negociación muy dura, y con Jose Rodríguez se ha cumplido la hoja de ruta de reforzar la defensa, la delantera y el centro el campo. Hay que valorar que Recio estará fuera, que quedaban tres meses y medio de Liga y que cualquier baja por lesión podría ser grave. Había que dotar al club de las máximas opciones posibles para hacer un equipo competitivo».

Una de las principales críticas a la gestión en fichajes estos últimos días ha sido la idoneidad de la llegada de José Rodríguez, un jugador de carácter más ofensivo de lo que demandaban las necesidades de la plantilla. De hecho, antes se persiguió a N’Diaye (Villarreal), que finalmente se fue a Inglaterra. «El mercado invernal es complicado, es atípico. No te deja trabajar con tiempo –se defendió Arnau–. Siempre suelen ser jugadores que no están jugando con sus equipos o con una situación especial. Creo que era una posición que había que reforzar, la de medio centro, y lo hemos hecho con José. Quizás se nos queda todo precario en cantidad con la baja de Recio. Nos suele pasar que donde tenemos más limitaciones se nos lesionan más».

Dicho esto, Arnau insistió en su defensa y en que la plantilla actual es sobradamente solvente. «Se han intentado hacer las mejores gestiones posibles dentro de nuestras posibilidades», dijo. «Con lo que tenemos hay para afrontar con garantías lo que queda de campeonato», insistió en otro momento en la misma línea, y tampoco tuvo reparos en admitir cuál de los cuatro fichajes le ha llenado más: « Con lo que me siento más satisfecho es con el tema de Luis (Hernández)».

Arnau también se defendió de la crítica de que no fueron iniciativa suya la elección de Romero como técnico ni la de Demichelis. «A Marcelo lo conozco desde hace quince años. Hemos batallado en campos de Primera y tiene todo mi apoyo para ayudarle. Nos pusimos a trabajar codo con codo. Él tenía el mismo o más conocimiento que yo de la plantilla. Trabajamos de forma conjunta y los fichajes han venido en consenso».

La competencia en la defensa

Respecto al superávit de jugadores en el centro de la defensa, con cinco profesionales (Koné, Llorente, Mikel, Demichelis y Luis Hernández), más la aportación del polivalente Torres y el canterano Luis, argumentó: «Hemos tenido una alegría importante como es la aparición de dos jugadores que no habían jugado en Primera, como Luis y Mikel, y que han dado un buen nivel. Siempre hemos intentado tener dos hombres por puesto, para que haya competencia. En la defensa ahora la competencia va a ser enorme. Los últimos titulares fueron Demichelis y Luis (Hernández), pero los canteranos también en cualquier momento pueden jugar». Y a renglón seguido reconoció: «Sólo hubo una opción de salida en invierno, en el caso de los centrales, pero no se ha dado».

En este sentido, también negó que haya habido ofertas formales por Sandro, un jugador muy apetecible por sus actuales prestaciones –con siete dianas, es el ‘pichichi’ malaguista– y la baja cláusula de rescisión, que será inferior aún en junio. «Siempre hay rumores. Estoy contento. Su compromiso es enorme desde el principio. En algún caso ha servido para callar cantos de sirena. Se siente muy querido y quiere estar aquí», dijo, y añadió cuando volvió a ser abordado al respecto sobre ofertas: «Aquí de forma oficial no ha llegado nada».

Arnau se refirió en varias ocasiones al factor atípico de las lesiones esta temporada, pero no lo quiso poner como excusa en el rendimiento de la plantilla. «Hay jóvenes que han rendido bien gracias a eso. Ahora vamos recuperando jugadores. Hasta ahora no hemos podido ver la plantilla en su conjunto. Por eso tenemos que cambiar la dinámica», expuso, y no quiso entrar en comparaciones acerca de si esta plantilla es superior a la mayoría de las formadas después del periodo de más esplendor en la ‘era Al-Thani’.

Siguiente reto: renovaciones

Concluido el periodo de fichajes, los retos de Arnau se centran ahora en las renovaciones de Camacho y Juanpi. Del primero, llegó a comentar: «Nos hemos tomado nuestro tiempo, pero vamos a intentar renovar a Camacho, eso sí». Además, el catalán salió en defensa del trabajo que está haciendo Romero: «El equipo está tomando un tono muy bueno. Cada vez se está notando más. Se están adoptando mecanismos y la base es buena. Estoy convencido de que el sábado vamos a ganar. Veo a un equipo muy metido en el trabajo y hay competencia en varios puestos para poder entrar en el once».

En el análisis del mercado invernal, también hubo espacio para lo sucedido en el filial, con las incorporaciones de Guille Lara, Ían Pino, Galeano, Harper y Wojcik y ya con once puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, con serias opciones de asegurar un liderato que concede ventajas en las eliminatorias de ascenso a Segunda División B. «El equipo está muy equilibrado y bien enfocado. La meta es promocionar jugadores, pero si se puede lograr el objetivo deportivo mucho mejor. La categoría es difícil y ahora viene la parte del ‘play-off’, que es lo más complicado. Quizás los chavales no tienen la madurez que otros equipos, pero ojalá podamos conseguirlo».

En materia de cantera, también se refirió al problema de la falta de entrenador en el cuadro juvenil de División de Honor, tras salir Pellicer como ayudante de Romero al primer equipo. «Nos encontramos el inconveniente de que hay técnicos que no cumplen la normativa, porque vienen de categorías nacionales esta temporada. Se están estudiando todas las posibilidades», zanjó Arnau.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate