Malaga CF

El Espanyol encuentra el equilibrio

Quique Sánchez Flores celebra un gol al Sevilla.
Quique Sánchez Flores celebra un gol al Sevilla. / Quique García. Efe
  • Es el sexto en la clasificación de las últimas 14 jornadas, tras mejorar en casa y a nivel defensivo, así como definir su once

El Espanyol ha encontrado claramente su equilibrio, cuando durante los primeros meses del campeonato esta meta parecía una entelequia lejana. En el camino ya se han olvidado muchas actuaciones pobres, como el 6-4 en el Pizjuán, el 0-2 del Celta, el 0-3 provisional ante el Eibar o aquel empate postrero de un Málaga que llegó a ir perdiendo por 2-0 en el RCDE Stadium.

A día de hoy quedan pocos equipos que puedan repetir once, y uno de ellos es este Espanyol, que no sobrevive en otros frentes competitivos y que ha terminado apostando por Jurado y Reyes para dar más fluidez y distinción a su juego. Aquel equipo que se llegó a blindar con muchos jugadores de corte defensivo ha dado paso a otro mucho más confiado en sus posibilidades, que conjuga velocidad, calidad y solidez.

Desde la séptima jornada las cifras del Espanyol, con sólo dos derrotas, son propias de un conjunto de la zona más distinguida. Estaría sexto, en puestos de Liga Europa. Pero antes pagó el peaje de conjuntar una plantilla muy renovada, por más que todos los fichajes reuniesen sobrada experiencia en el fútbol español. De hecho, el cuadro ‘periquito’ no ganó en casa hasta el 26 de noviembre (3-0 al Leganés). 

Sin embargo, Quique Sánchez Flores, tras su periplo en Inglaterra, tuvo paciencia para ir modelando el once. Para empezar, apostó de salida por David López (de regreso a casa tras pasar por el Nápoles) como central, cuando fue ‘pivote’ siempre en su carrera. Tampoco dudó en colocar a Víctor Sánchez de lateral derecho, puesto en el que la irrupción de Marc Navarro (dos goles en otros tantos partidos en la élite) parece resolver la papeleta, y en la izquierda se ha afianzado Aarón (más conocido como Caricol en las categorías inferiores de la selección española). Además, en el ataque siempre tuvo clara la apuesta por la velocidad de Hernán Pérez y Piatti, y la calidad de Gerard Moreno, los dos últimos claramente en su mejor temporada como profesionales.

Pocos añoran que hoy no estén por lesión Víctor Sánchez, Diop, Javi López ni Baptistao, este con una inoportuna talalgia. Y tampoco se valora en exceso el regreso del exmalaguista Caicedo a la lista. Más allá de la fortuna de jugar con uno más ante el Sevilla casi todo el choque, con una decisión rigurosa arbitral que le favoreció, el Espanyol parece disfrutar en la cresta de la racha. Le sale casi todo con un once atrevido, en el que Javi Fuego es el sostén del centro del campo desde su posición de ‘hombre escoba’.

Enjugando deuda

Desde un punto de vista institucional la situación va evolucionando de forma muy positiva. Chen Yansheng se convirtió la pasada campaña en el propietario y máximo accionista.El potentado chino, a golpe de talonario, ha ido inyectando liquidez para disminuir la elevada deuda, y no se ha dejado seducir por cantos de sirena a la hora de invertir en fichajes, a diferencia de otros multimillonarios que han irrumpido en clubes españoles.

Esta semana otro episodio corroboró la solidez en la que se va moviendo la gestión del club. Se renovó de una tacada a las tres promesas más firmes de la cantera: los laterales Marc Navarro y Aarón, y el medio centro Marc Roca, casi intocable en el arranque de la competición. Los tres se perfilan como jugadores de muchas temporadas en Primera, y el Espanyol los disfrutará u obtendrá pingües beneficios de ellos.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate