Diario Sur

Malaga CF

Romero: «No estoy nervioso porque se está haciendo todo lo posible»

Marcelo Romero, ayer con un gesto de incredulidad desde el banquillo.
Marcelo Romero, ayer con un gesto de incredulidad desde el banquillo. / Ñito Salas
  • El técnico del Málaga prefirió quedarse con lo positivo de un partido «muy completo» de sus jugadores, a los que sólo les faltó «algo de suerte»

Aunque sólo haya conseguido un punto en cinco partidos al frente del Málaga, Marcelo Romero siempre se muestra calmado y optimista ante los medios en la sala de prensa Juan Cortés de La Rosaleda. Ayer, tras la derrota ante el Espanyol, reveló su filosofía en una sola frase: «Cuanto peor se ve la situación, más grande se hace el problema». Así que el uruguayo prefirió quedarse con lo positivo del juego del Málaga: «Ha habido control del partido, se ha intentado llegar por la banda, hemos centrado y rematado mucho... Mis jugadores saben que se han dejado todo dentro del campo para conseguir al menos un empate, que habría sido más justo», explicó.

Su primera victoria como entrenador malaguista no llega, y la falta de pegada de sus pupilos tiene la culpa y, por consiguiente, centra las preguntas de los periodistas. Sin embargo, Romero no parece preocupado ni por la escasez de goles ni por su continuidad al frente del equipo. «Ni me tiembla el pulso ni me pongo nervioso porque se está haciendo todo lo posible. El trabajo se ve reflejado en el campo y sólo falta el gol. El Málaga tiene eso que tienen todos los equipos que quieren hacer algo», apuntó. Romero solo pide tiempo para revertir la situación: «Tenemos gente con gol: Charles, Santos, Peñaranda, Sandro... Hay que darles tranquilidad. De esto sólo se sale trabajando; en algún momento entrará el balón».

El técnico malaguista calificó el partido de sus jugadores de «muy completo». «El trabajo se nota en la dinámica del equipo, que es la de apostar siempre por el fútbol. Hemos tenido muchas ocasiones, pero nos ha faltado algo de suerte para llevarnos al menos un punto. A nivel personal estoy contento; al equipo no se le puede pedir más». Para Romero, el Málaga lo intentó «de todas las maneras» y creó juego e insistió en tener la posesión en campo contrario, pero faltó algo más de acierto en algunas acciones, como la chilena que intentó Charles en los minutos finales y que el ‘Gato’ lamentó ante los medios.

Apoyo de la grada

Otro aspecto positivo con el que el entrenador uruguayo se marchó contento al vestuario fue la actitud de los aficionados malaguistas. «Me ha gustado ver La Rosaleda como hacía tiempo que no la veía. Han acompañado y empujado al equipo hasta el final. Gracias a ellos no hemos bajado los brazos hasta el final». A pesar de todo, Romero reconoció que una derrota como la de ayer «duele».

Por su parte, el técnico del Espanyol, Quique Sánchez Flores, valoró una victoria «desde el esfuerzo». Según el madrileño, a pesar de las imprecisiones, su equipo supo jugar un partido diferente a los que está acostumbrado a plantear. «Sabíamos que el Málaga era un rival que nos iba a exigir mucho. A veces se gana desde el buen juego y hoy lo hemos hecho desde el esfuerzo y el orden», apuntó Sánchez Flores, muy contento por la victoria conseguida fuera de casa, que es a su vez la tercera consecutiva de su equipo en el campeonato liguero. «Hicimos un gran trabajo para contener al Málaga y mantener la portería a cero», añadió en elogio del entramado defensivo del Espanyol.