Malaga CF

El Malagueño impone su superioridad ante un River Melilla combativo

Una acción de ataque del Atlético Malagueño en el choque de ayer. :: alfonso cano
Una acción de ataque del Atlético Malagueño en el choque de ayer. :: alfonso cano
  • El filial encarriló pronto el triunfo, jugó en superioridad numérica la segunda parte y pese a todo acabó ganando sólo por la mínima

Parece que este año el Malagueño está más fuerte que las temporadas anteriores. Y no por resultados, ya que siempre llega a los puestos de cabeza con comodidad por estas fechas, sino por la manera de resolver los partidos. Ayer al mediodía no fue la primera vez en la que los blanquiazules encarrilan el partido con un 2-0 que les deja gran parte del choque con una superioridad que pocas veces es contrarrestada. En esta ocasión el River Melilla no se dio por vencido y recortó distancias en dos ocasiones, pero ya era demasiado tarde, y ese mismo es el factor que distingue al Malagueño. Está por encima.

Apenas se habían sentado los aficionados en la grada cuando en el minuto uno Harper remató a placer la primera jugada de ataque de los locales. Un buen golpe justo en el arranque de un partido que se encaraba de manera diferente con la ventaja del gol. El River Melilla no bajó los brazos, pero ya en el minuto 31 Wojcik fue derribado dentro del área y el colegiado pitó el penalti. Desde los once metros transformó el tanto el lateral Javi Jiménez, y con este resultado el partido llegó al final de los primeros 45 minutos, en los que el River Melilla se quedó con diez jugadores sobre el terreno de juego.

Lo que parecía un trámite, por estar casi sentenciado el partido, cambió durante la segunda mitad. Ya se sabe, el fútbol es imprevisible y se aleja de lo puramente matemático. El River Melilla, haciendo un alarde de compromiso y replegando sus líneas y llegando bien a las ayudas, consiguió poco a poco más tiempo el cuero y logró en el minuto 63 recortar distancias. Cuando el murmullo de apoderaba de la grada del campo de la Federación Malagueña, Kuki envió el cuero tras tocar en un rival al fondo de las mallas rivales y volvió a dejar el partido en ese letargo que tanto dominan los de Ruano.

Aún así, el River Melilla tenía algo más que decir. En el minuto 75, volvió a golpear demostrando que no había llegado a Málaga verlas venir. Y eso mismo reflejó su Twitter oficial tras el partido: «Muy orgullosos de nuestros jugadores y de nuestro ténico. No pudo ser, pero lo hemos dado todo en casa del líder con un jugador menos». Y así se vivió. El partido llegó a su fin y los locales suman tres puntos más en su casillero, los que les consolida en la primera plaza del grupo IX de Tercera, a los que les sigue el Almería B.

El Malagueño no solo se muestra líder, sino que ha conseguido en tiempo récord que nuevos jugadores asuman un rol importante en el equipo, como Harper y Wojcik, que ya aportan como si llevasen jugando mucho tiempo con sus compañeros y asumen los galones que se les presupone. La próxima visita será complicada, ya que acuden al campo del Huéto Tájar, que esta semana le ha ganado a domicilio al Antequera.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate