Diario Sur

Malaga CF

Los utileros rechazan una oferta de Pellegrini

Salcedo y Zambrana, rodeados de material.
Salcedo y Zambrana, rodeados de material. / SUR
  • El chileno, concentrado en Marbella, propuso a los populares ‘pichitas’ (Zambrana y Salcedo) que se marcharan con él al Hebei Fortune, pero ambos han declinado una propuesta muy interesante y han dado otra gran muestra de lealtad al Málaga

Aunque es difícil que pierdan la sonrisa (por eso son siempre el alma del vestuario), llevaban tres semanas algo más meditabundos. Lógico. Los utileros del Málaga, los popularmente conocidos ‘pichitas’ –es decir, Miguel Zambrana y Juan Carlos Salcedo– se encontraban en un aprieto. Malaguistas hasta la médula, tenían sobre la mesa una oferta (una importante oferta, mejor dicho) para marcharse a China junto a una persona a la que aprecian y admiran, Manuel Pellegrini.

Zambrana y Salcedo no lo han dudado: continuarán en el Málaga. Más allá de su insuperable capacidad de trabajo, nadie puede cuestionar su lealtad al club y su amor a los colores blanquiazules. Porque su papel va más allá de ser los responsables del material en el primer equipo. Son dos estandartes de la entidad y dos piezas indiscutibles en el vestuario.

Fue Salva el que durante su etapa en el Atlético de Madrid recordó con cariño su paso por el Málaga –cedido entonces por el Valencia– y se detuvo especialmente en el papel de los utileros. «Sólo por ellos merece la pena jugar en el Málaga», sentenció el delantero centro. Tanto Zambrana como Salcedo son algo más que dos miembros del grupo de trabajo de la primera plantilla. Ambos suelen ser el hombro en el que se apoyan los jugadores cuando el panorama no pinta bien y gracias a su ‘buen rollo’ insuflan optimismo constantemente. Por no hablar, claro está, de las bromas que idean y que podrían ser recopiladas en una enciclopedia.

Buenos amigos

Pellegrini dejó buenos amigos en Málaga, dentro y fuera del fútbol, con los que suele mantener cierto contacto. Más allá de que desde su marcha siempre ha regresado para pasar los periodos de descanso en la Costa del Sol (en su residencia de Marbella), también ha seguido al día la actualidad del club desde que dejó el conjunto blanquiazul. Tanto él como sus dos inseparables colaboradores, Rubén Cousillas (segundo entrenador) y José Cabello (preparador físico), se consideran malagueños de adopción y malaguistas de sentimiento. Es más, el técnico chileno ya adelantó que, una vez retirado, se quedaría a vivir aquí, tal como hará Cabello, que durante su etapa en Inglaterra echaba especialmente de menos los partidos de pádel con sus amigos.

Nada más incorporarse en septiembre al Hebei Fortune (hasta hace año y medio Hebei Zhongji), a Pellegrini le dieron carta blanca para configurar un amplio grupo de trabajo. De ahí que pensara en personas de su absoluta confianza. Desde luego, dos de ellas eran durante su etapa en el Málaga los populares ‘pichitas’, hasta el punto de que el chileno, aparentemente muy serio (aunque sus allegados saben que gana muchísimo en el trato cercano), también se prodigaba en bromas con los utileros.

El equipo chino, del que forman parte entre otros el marfilenho Gervinho y el argentino Lavezzi, se encuentra concentrado en Marbella, en La Quinta, para comenzar la competición el primer fin de semana de marzo. Ayer jugó un amistoso en las instalaciones del Marbella Football Center, el sábado se medirá al Dinamo de Kiev en el estadio de atletismo Ciudad de Málaga (a partir de las cuatro de la tarde) y el domingo tiene previsto otro encuentro.

Pruebas de malaguismo

Pellegrini y sus dos ayudantes reciben estos días la visita de distintos amigos. Y entre ellos, lógicamente, han estado Zambrana y Salcedo. El chileno ya había contactado con ellos para sondearlos y hacerles una propuesta, y en esa cita amistosa de la semana pasada los utileros la declinaron tras agradecerle el detalle. Sin duda, lo contrario hubiera sido muy extraño. Los utileros siempre han ejercido de malaguistas y han dado pruebas sobradas, más si cabe en los momentos más complicados, como en la temporada del proceso concursal (cuando tuvieron que ‘apretarse el cinturón’ y animaron sin parar a jugadores incluidos en el expediente de regulación de empleo, como el actual entrenador) o en aquella campaña en Primera con Juan Ramón Muñiz.

No han trascendido cifras, pero evidentemente se trataba de una oferta muy interesante para Zambrana y Salcedo. La Superliga china mueve muchos millones y conviene recordar que sólo en lo que respecta al equipo de Pellgrini, el Hebei Fortune, ya se ha confirmado el fichaje de Hernanes (tras su paso por la Juventus), se habla de un acuerdo cerrado con el madridista Pepe y abundan los rumores sobre nuevas incorporaciones (como el exmalaguista Cazorla, Alexis Sánchez o el también blanco Danilo). Otro exfutbolista blanquiazul, el gaditano José González, dirige a otro equipo del torneo chino (el Beijing Guoan) y también está concentrado en Marbella.

El gesto de Zambrana y Salcedo –que sólo habían informado de esta propuesta a sus más cercanos– ratifica su incuestionable malaguismo y el servicio a un club del que son piezas fundamentales. No se entiende a uno sin el otro, como tampoco se entendería a los ‘pichitas’ fuera del Málaga.