Diario Sur
Malaga CF

El doble de dificultad para el Málaga

Duda, muy dolorido ayer en el césped del Ciudad de Málaga atendido por Pellicer, Jony y Luis Hernández.
Duda, muy dolorido ayer en el césped del Ciudad de Málaga atendido por Pellicer, Jony y Luis Hernández. / Fernando González
  • A la falta de definición reciente del equipo de Marcelo Romero se le suma mañana un Villarreal con la mejor defensa de la Liga

Como si de un espectáculo circense se tratara, al Málaga le toca mañana (a las 12.00 horas) dar un doble salto mortal. La dificultad que entraña el duelo en el rebautizado como Estadio de la Cerámica parece mayor si se considera que el cuadro de La Rosaleda atraviesa un momento de falta de confianza en la definición y que su rival, el Villarreal, presume de la mejor defensa de la Liga, con solamente catorce goles recibidos.

Las dos circunstancias no permiten sobre el papel albergar mucho optimismo, pero la plantilla malaguista, que se siente víctima del infortunio en algunos de los últimos resultados, se ve capaz de dar la sorpresa. De momento la corta etapa de Marcelo Romero al frente del equipo se ha saldado con tres goles en cinco partidos. Un bagaje pobre que ha servido para sumar un solo punto, el logrado en El Sadar ante el Osasuna (1-1). Los tantos en Balaídos y el Bernabéu (3-1 y 2-1, respectivamente) no fueron suficientes, y en La Rosaleda no se ha visto puerta aún: 0-2 de la Real Sociedad y 0-1 delEspanyol.

En el primero de estos dos últimos partidos se lesionó Sandro, y el equipo parece haberlo acusado en exceso. El máximo realizador del Málaga (siete dianas en la Liga y una en la Copa) se ha visto relevado por unSantos muy trabajador y solidario, pero sin fortuna en el remate. Tampoco a Charles, que ha vuelto más de cuatro meses después, se le ve en su mejor condición, y tampoco acreditó la pasada campaña un promedio alto de goles (doce) en relación a los minutos jugados (3.033).

La lesión muscular de Sandro, que ayer ofreció síntomas de una evolución positiva saliendo a correr al campo, parece sentirla todo el Málaga, en el que no se termina de definir su cuarteto más ofensivo. Parecen fijos Chory Castro ySantos, y Juanpi, Ontiveros, Keko, José Rodríguez (aún sin debutar) y Jony se ven con opciones de entrar. La falta de gol no guarda relación con la ausencia de peligro, sino con los problemas en la definición, que se extienden incluso al repertorio de acciones a balón parado.

Un trabajo continuista

Esta situación se suma a la solidez defensiva del Villarreal, que hace una semana fue el primero sin recibir goles entre los últimos veintisiete equipos que han visitado el Sánchez Pizjuán en la Liga. Sergio Asenjo, que paró hasta un penalti en aquel 0-0 del domingo, ha dejado su puerta a cero en casi la mitad de las jornadas ligueras (diez de veintiuno), en un dato que refleja como pocos la seriedad del dispositivo de contención del equipo.

El equipo castellonense ha ido creciendo año a año en esta faceta. El trabajo con Fran Escribá es claramente continuista respecto a la etapa de Marcelino. No había necesidad de introducir muchos matices en el estilo de juego ni en el sistema que suele usar el cuadro amarillo. Lejos de acusar la baja por lesión de su mejor central, Musacchio, ya con el alta para mañana, su nivel defensivo apenas se ha resentido. Ha crecido mucho la figura de Víctor Ruiz, y la pareja de medios centro, con BrunoSoriano y Manu Trigueros, está catalogada como una de las mejores de Primera.

Si hasta este curso era habitual que el Atlético de Madrid de Simeone fuera el rival más difícil de golear, ahora este mérito le corresponde al Villarreal, con catorce tantos en contra (por los dieciséis del cuadro ‘colchonero’). En las grandes ligas europeas sólo el Bayern Múnich (doce) supera los números del próximo rival malaguista. Ahora bien, el equipo alemán ha jugado dos partidos menos en la Bundesliga (parada en buena parte del invierno) y en los últimos años ostenta una clara hegemonía en su país al arrebatar a golpe de talonario a sus rivales algunos de sus mejores jugadores. Ni el equipo menos batido de Inglaterra (el Tottenham, con dieciséis), ni el de Francia (el París Saint-Germain y el Niza, con dieciocho), ni el de Italia (la Juventus, con dieciséis), se acercan al nivel del Villarreal.

Frente a la falta de gol de un equipo, el Málaga, y a la seguridad defensiva del otro, el Villarreal, hay que sumar las dificultades fuera de los blanquiazules (no ganan desde el 19 de marzo) y el parte de bajas. Porque el rival ha dejado casi vacía la enfermería. Cheryshev acaba de reaparecer y están ya disponibles Sansone (tras su sanción) y Musacchio. Soldado está también a punto, aunque no llegará a tiempo mañana.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate