Diario Sur
Malaga CF

A Bikandi lo salvan de la 'nevera' y pitará mañana

Bikandi Garrido, en el momento de amonestar a Camacho.
Bikandi Garrido, en el momento de amonestar a Camacho. / Agencia Lof
  • El vasco ya había sido designado previamente para el Celta-Osasuna y el Comité de Árbitros lo ha mantenido pese a su bochornosa actuación en Villarreal

  • En la decisión ha pesado que sus errores fueron de interpretación, no técnicos, aunque su continuidad en Primera se da por descartada

Al aficionado malaguista se le hará muy difícil ver mañana el Celta-Osasuna. Cuando le dé por sentarse ante la televisión en torno a las seis y media de la tarde se enfadará bastante. Y con toda la razón. Allí, en los prolegómenos, en la salida de los vestuarios y después en el sorteo de campos, estará Bikandi Garrido. Pese a su bochornosa actuación el pasado domingo en Villarreal (por sus decisiones, pero también por sus gestos), el árbitro vasco se ha salvado de la ‘nevera’ y volverá a pitar un partido de Primera División sólo una semana después.

Conviene aclarar un detalle: la designación de Bikandi para la cita en Balaídos fue previa a su lamentable actuación en el Villarreal-Málaga. La elección del vasco para el Celta-Osasuna ya se había producido al comienzo de esa semana. Habitualmente los colegiados de Primera suelen pitar cada dos semanas, pero en este caso, debido al cuadrante que se maneja para que se puedan seguir las premisas establecidas, coincidió con que al trencilla de Portugalete le tocó repetir.

Bien situado

Este periódico ya explicaba el pasado martes que desde un punto de vista técnico no estaba teóricamente justificado un castigo a Bikandi por sus errores. Los errores en el estadio de La Cerámica no fueron técnicos, sino de interpretación, de apreciación. De hecho, en las dos jugadas polémicas (el clamoroso penalti a Charles no pitado y el inexistente de Rosales sí señalado en el área malaguista) el joven colegiado vasco estaba bien situado.

La incógnita se centraba en saber si el Comité Técnico de Árbitros (CTA) iba a entrar a valorar la actitud de Bikandi con los jugadores malaguistas al amonestarlos. La sonrisa exhibida en más de una ocasión sí podía implicar la ‘nevera’; es decir, estar tres semanas sin dirigir un encuentro. La espera ha sido en vano, porque en ningún momento el organismo encabezado por Victoriano Sánchez Arminio ha comunicado el cambio en la designación, ya realizada, del trencilla vasco para el encuentro entre el Celta y Osasuna. Los días han pasado sin que el CTA haya dado el paso de elegir a otro árbitro y/o a uno o dos de sus asistentes. Por lo tanto, Bikandi estará mañana en Balaídos junto a sus habituales acompañantes en las bandas, Huerga Cermeño y Villate Martínez, también adscritos al Comité Vasco.

Perdón definitivo

El perdón a Bikandi ya es definitivo. Vistos los precedentes del CTA cuando se han producido castigos a los colegiados, la suspensión de una designación es inmediata. Es decir, queda descartado que después de pitar en Balaídos el colegiado vasco vaya a estar tres semanas sin arbitrar. Sólo se produciría esta situación si en ese Celta-Osasuna sí cometiera errores técnicos graves, pero como es preceptivo habitualmente. Incluso se duda mucho sobre si iría a la ‘nevera’ de reincidir en los fallos de apreciación tan evidentes del pasado domingo.

Como se apuntaba en la información publicada el martes por este periódico, el momento de la temporada también suele influir en este tipo de castigos del comité arbitral. Cuando ya se encuentra el campeonato tan avanzado, el error debe ser excesivamente grave para señalar de esta forma a un colegiado, porque se considera que es, sobre todo, un varapalo anímico para él que puede desembocar en más inseguridad en las últimas actuaciones de la temporada.

Eso sí, pese a no ir a la ‘nevera’, existe la coincidencia generalizada de que Bikandi Garrido será uno de los dos árbitros que pierdan su plaza en la máxima categoría. Ya era el máximo candidato antes del Villarreal-Málaga –el colegiado vasco fue informado de la evaluación negativa en las jornadas técnicas en Madrid la semana pasada– y sus graves errores en el estadio de La Cerámica lo han acabado por condenar.

El otro descenso está en el aire, aunque el CTA puede incluir al internacional Clos Gómez, que se retira al cumplir la edad fijada. Habitualmente los árbitros con la escarapela de la FIFA no aparecen en la zona baja de la clasificación en su última temporada en activo. En la última década sólo hubo una excepción, Iturralde González en 2012 (otros, como Rubinos Pérez, Muñiz Fernández o Fernando Teixeira Vitienes, bajaron por sus deméritos), aunque en este caso el aragonés se ha ofrecido a ello para no perjudicar a otro compañero. Pero ni esto último salvaría a Bikandi...

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate