Diario Sur
Malaga CF

Objetivo: descenso a diez puntos

Camacho, en un partido de ‘fut-voley’, en la sesión de entrenamiento de ayer.
Camacho, en un partido de ‘fut-voley’, en la sesión de entrenamiento de ayer. / Ñito Salas
  • Si derrota a Las Palmas mañana, el Málaga gozará de una renta sobre el decimoctavo inédita desde noviembre

El Málaga encara desde mañana trece días clave de la temporada para solventar el objetivo menos ambicioso de los trazados en verano: dejar resuelta la permanencia en la categoría por novena campaña consecutiva y ampliar el récord de continuidad en la serie histórica.En menos de dos semanas, en el lapso antes mencionado, disputará cuatro partidos, que podrían esclarecer mucho su situacion o prolongar la incertidumbre actual. Y es que, aunque el colchón sobre el descenso del que viene gozando el equipo casi todo el curso es más o menos desahogado, no se puede aún garantizar nada.

El cuadro entrenado por ‘Gato’ Romero saltará a competir ante Las Palmas con la ventaja de conocer lo que ha sucedido en la vigésima tercera jornada. Esto es, que si lograra ganar al cuadro canario disfrutaría de la mayor ventaja sobre el descenso desde noviembre, una decena de puntos, el equivalente a algo más de tres jornadas de competición (con quince por disputarse) en el peor de los escenarios, el de que sus rivales por abajo lo ganaran todo y el Málaga no sumara.De la misma forma, una derrota mantendría los siete putos de margen de la jornada anterior y un empate los dejaría en ocho.

Esto es así debido a la derrota ayer del Sporting (1-4 ante el Atlético de Madrid), que frustra el amago de reacción del equipo gijonés tras un triunfo clave en Leganés (0-2), y pese a la goleada sorprendente del Granada ante el Betis (4-1) del viernes. Independientemente de lo que suceda hoy en el Celta-Osasuna (18.30 horas), el cuadro rojillo seguirá de colista. El listón de la permanencia queda aún en 16 puntos, por los 23 actuales de los malaguistas, antes de jugar ante Las Palmas.

Tierra de por medio

Precisamente este es el reto de los pupilos de ‘Gato’ Romero: abrir tierra de por medio en este tramo decisivo, con partidos con poco espacio para la recuperación. Para ello será fundamental dejar a un lado el mal fario arbitral y la falta de definición que vienen condenando al equipo en sus últimas actuaciones, en las que se ha visto privado también por lesión de su referente goleador, Sandro. Las rotaciones en el once pueden ser también otro elemento clave, justo ahora que el técnico dispone de más efectivos para ello.

El Málaga confía en que se mantenga mañana la mala trayectoria de Las Palmas como visitante (sólo un triunfo y dos empates, frente a siete derrotas) y dejar al Sporting y al Granada a diez puntos en la tabla clasificatoria, una distancia que se antoja casi insalvable a estas alturas y que no se daba desde el 4-3 al Deportivo el 26 de noviembre, justo tras el último triunfo malaguista.

Eibar, Betis y Athletic

Además del maratón de partidos, es relevante también la entidad de los rivales, a priori accesibles. En plena recuperación en cuanto a juego, que no en resultados, es vital para el conjunto de La Rosaleda aprovechar al máximo los doce puntos que se pondrán en juego en este periodo de trece días. Tras el duelo ante Las Palmas, el Málaga jugará el sábado en Ipurua, quizás el choque más complicado de la serie ante un rival que juega sin nada que perder y que está aspirando a las plazas europeas.Su momento de confianza en su juego es tal que presenta un promedio de once goles a favor y uno en contra en sus tres últimos partidos: 3-1 al Deportivo, 0-4 en Mestalla y 4-0 al Granada.

Sólo habrá cuatro días de margen entre un encuentro y otro, al cerrar la vigésima tercera jornada y abrir la vigésima cuarta. El martes, en una nueva entrega entresemana en la competición, le tocará recibir al Betis, para celebrar el Día de Andalucía. Finalmente, el ciclo se completará en San Mamés, el domingo 5 de marzo, en el cierre de esa semana. El Athletic está teniendo un curioso rendimiento en casa en la Liga, ya que se está viendo obligado a remontar en casi todas sus actuaciones. Comenzó perdiendo en ocho de los doce, pero en siete empató al menos y en cinco consumó la remontada.

Incluso, más allá del periodo de cuatro partidos en trece días, al Málaga le quedarán dos duelos más aún para certificar su permanencia, si no matemáticamente, sí de manera virtual. Primero, en La Rosaleda ante elAlavés (sábado 11 de marzo, a las 18.30), y más tarde en Butarque, ante el Leganés (el fin de semana del 18 y 19 de marzo, aún sin hora).

Será desde entonces cuando el calendario se complique. Hay que recordar que al Málaga le quedará recibir de forma casi consecutiva a los mejores conjuntos de la competición:Atlético de Madrid (fin de semana del 1 y 2 de abril), Barcelona (8 o 9 de abril), Sevilla (29 o 30 de abril) y Real Madrid (en el cierre de la Liga, el 20 o 21 de mayo). Entre medias, vendrán el Valencia y el Celta. Rivales de campanillas que justificaron el hecho de que el club no haya sacado a la venta en esta ocasión un abono de la segunda vuelta, para evitar agravios comparativos con sus fieles abonados.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate