Malaga CF

SECRETO DE SUMARIO

LA NUEVA PERSPECTIVA DE WELIGTON

Ya no se hace raro verlo en el terreno de juego, en pleno entrenamiento del equipo, pero en el 'otro lado'. Es decir, como componente del cuerpo técnico, más con chándal que con pantalón corto. No es que haya supuesto una gran novedad ver a Weligton corregir a sus compañeros -porque en ese aspecto siempre fue el más capitán de todos-, pero obviamente sí ese cambio producido de un día para otro, de ejercitarse con los otros futbolistas a ser uno de los que marcan las pautas de trabajo. Durante las dos últimas semanas Weligton ha experimentado una felicidad distinta, pero probablemente será hoy cuando deba asumir que definitivamente su rol ha cambiado y que su perspectiva va a ser distinta.

Porque de momento no se ha hecho oficial la retirada de Weligton debido a sus problemas de rodilla, pero casi nadie se muestra optimista sobre su vuelta a los terrenos de juego. Lo fácil para él habría sido apurar al máximo, tratar por todos los medios de seguir en la plantilla para estar a disposición del entrenador al menos en los últimos encuentros. No obstante, consciente de que su plaza de extracomunitario podía ser muy valiosa para el club -así lo habían hablado en un par de ocasiones él y el director deportivo, Arnau, durante el mes de diciembre-, prefirió dar un paso atrás y cederla para que pudiera llegar Peñaranda.

Un gesto muy elogiado

El gesto de Weligton no ha pasado inadvertido entre los aficionados. Si estos ya idolatraban al brasileño por su entrega, su liderazgo y su indiscutible malaguismo, el detalle ha calado. De ahí que se haya aplaudido de forma unánime su incorporación al cuerpo técnico. 'Weli' siempre fue un futbolista que sumó en el vestuario -y mucho- e incluso ha resultado más llamativa su aportación, su empuje y su apoyo en momentos complicados (en los descansos de los encuentros) en el primer tercio de Liga esta misma temporada.

También el gesto de Weligton de renunciar a su ficha federativa y a su plaza de extracomunitario captó la atención de los propietarios. Al propio presidente, Abdullah Al-Thani, le sorprendió porque durante esta campaña ya ha debido echar balones fuera en los casos de algunos futbolistas que buscaban a través de él directamente (dejando a Arnau en un segundo plano) renovar o ampliar el contrato. El jeque no tardó en sondear al central brasileño para conocer sus intenciones, pero se topó con que su deseo era exclusivamente estar en el grupo, junto a sus compañeros, colaborando con el cuerpo técnico y la plantilla.

El visto bueno del presidente se produjo el lunes posterior al partido en casa con el Espanyol. El club anunció oficialmente lo que era un secreto a voces: Weligton pasaba a incorporarse al cuerpo técnico en las funciones que realizaba Marcelo Romero con Juande Ramos (también con Javi Gracia, porque el cargo de segundo entrenador sólo era oficial). Sin embargo, como horas más tarde Al-Thani dio el paso definitivo de destituir al delegado, Carlos López, comenzó el runrún en el vestuario respecto a que el brasileño iba a ser el sustituto del que entre mayo y septiembre había sido principal hombre de confianza de los propietarios. Conviene hacer hincapié en ese 'definitivo' porque el jeque ya había planteado el relevo con anterioridad incluso antes de que concluyera 2016.

El acierto con Josemi

Weligton en ningún momento aspiraba a ser delegado. La prueba más evidente se centra en que, igual que el relevo de Javi Gracia se hizo oficial en apenas veinticuatro horas, en el caso del sustituto de López la decisión se demoró más bien poco. La lista de candidatos no era tal porque, viendo las intenciones del jeque, ya se había pensado en Josemi. Como prueban las reacciones en todos los estamentos, la elección del torremolinense ha sido un gran acierto. No es fácil que en el mundo del fútbol los elogios sean unánimes a una persona y en ese sentido el ex lateral derecho es un ejemplo. Además, siempre mantuvo una relación muy estrecha con los utileros y con el cuerpo médico, así que sus visitas a la plantilla siempre fueron constantes.

Por lo tanto, Weligton vive ahora otro tipo de felicidad. Pero hoy será un día muy extraño para él en La Rosaleda, porque no estará ni en el campo, ni en el banquillo ni en el palco de los jugadores. Estará situado en una cabina de Tribuna alta, pendiente del rendimiento del equipo y analizando el encuentro frente a Las Palmas. Como antes hacía 'Gato' Romero'. Tendrá otra perspectiva del juego del Málaga y de sus compañeros. Será una noche de estrenos, porque también Josemi debutará como delegado del conjunto blanquiazul en casa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate