Diario Sur
Malaga CF

Un partido para mantener la ilusión

Romero junto a Pellicer, en un entrenamiento.
Romero junto a Pellicer, en un entrenamiento. / Ñito Salas
  • Una hipotética derrota en Ipurua condenaría al Málaga a un tramo final liguero sin alicientes

  • Con diez puntos sobre el descenso y a nueve de la séptima plaza, que ocupa precisamente el Eibar, el duelo es clave para no alejarse definitivamente

A algo más de tres meses para el final de la Liga, cuando quedan quince jornadas por disputarse, el Málaga se encuentra ante un claro riesgo de afrontar sin un aliciente deportivo el resto de la competición. Alcanzada la tranquilizadora ventaja de diez puntos sobre la zona de descenso, el problema es que la racha de nueve partidos sin ganar ha dejado al cuadro de La Rosaleda también muy lejos de poder competir por Europa, actualmente a nueve puntos (en el mejor de los casos). Sin embargo, este puede ser ahora el mayor estímulo para la plantilla, siempre más interesante que el mero prurito de competir por mejorar lo máximo posible la clasificación final.

Para los equipos que se mueven en la zona media de la clasificación un par de resultados positivos consecutivos puede cambiar inmediatamente el discurso: de pelear por la permanencia a ilusionarse con Europa. A pesar de ser decimotercero (con 26 puntos) podría ser también la situación del Málaga si no perdiera mañana en Ipurua o, más aún, si ganara en el complicado feudo guipuzcoano. El choque ante el Eibar (séptimo, con 35) es clave para mantener la ilusión y es la llave para conservar intactas las aspiraciones.

Los cálculos son suficientemente explicativos: una derrota colocaría al rival a doce puntos y, si es por más de un gol de diferencia, con el ‘goal average’ a su favor. Con tantos equipos implicados en la pelea (ahora el Málaga tiene seis rivales por delante), se vería obligado a un final casi perfecto en la competición. Del mismo modo, el empate mantendría la diferencia en nueve puntos, y una victoria, en sólo seis, la opción que metería de una forma más evidente al equipo en la pomada.En todo caso, esta no será con seguridad la distancia real que le separe de la séptima plaza tras la jornada. El Athletic (octavo con 35) recibe al Granada, y el Celta (noveno, con 33) jugará en Gijón y pueden puntuar.

La tendencia al alza del Málaga permite conservar alguna esperanza, aunque el margen de error en las próximas citas será mínimo. También hay que recordar que el calendario reserva compromisos muy exigentes en La Rosaleda, por donde aún han de pasar los dos principales aspirantes al título (Real Madrid y Barcelona), el Atlético de Madrid, el Sevilla, el Celta y el Valencia.

Argumentos para creer

Sin embargo, este Málaga empieza a ofrecer numerosos argumentos para creer en él: su evidente mejora defensiva cimentada en la nueva pareja de centrales (Luis Hernández y Demichelis), la inminente recuperación de su máximo artillero (Sandro), el momento de forma de Keko, la vuelta de Charles y el compromiso claro que muestra toda la plantilla con la actual apuesta en el banquillo, con Romero.

Conviene aclarar que es probable que esta temporada la séptima posición final vuelva a conceder una plaza en la Liga Europa, toda vez que esto depende de lo que suceda en la final de la Copa del Rey del 27 de mayo en el Vicente Calderón. Por superior potencial en su plantilla el Barcelona parte como favorito ante el Alavés, y sólo en el caso de que el cuadro vasco diera la sorpresa el séptimo se quedaría sin pasaporte europeo. Para ello, por tanto, no habrá un desenlace definitivo hasta una semana después del final de la Liga, prevista para el fin de semana del 20 y 21 de mayo.

Pese a las dudas que suelen ofrecer muchos aficionados, ser subcampeón de la Copa no da plaza europea, sólo el título. De esta forma, si ganara el Alavés, para el Málaga las opciones serían casi inexistentes: el sexto, el Villarreal, está a trece puntos y con el ‘goal average’ ganado.

Asimismo, hay que recordar los dos partidos que siguen aplazados: el Celta-Real Madrid y el Deportivo-Betis, ambos afectados por el temporal en Galicia hace unas semanas. En el primer caso, el triunfo local situaría al equipo vigués con 36 puntos y séptimo, con uno más que los que suma el Eibar actualmente. Además, la victoria del Betis (decimoquinto ahora, con 24 puntos) permitiría adelantar al Málaga en la tabla clasificatoria y situarse como uno más de los equipos que el cuadro de Romero tendría que superar en este tramo final de quince jornadas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate