Diario Sur
Malaga CF

PALCO 17

JARRO DE AGUA FRÍA EN EIBAR

Entre el Eibar y el Málaga no hay tres goles de diferencia. Da igual lo que diga el marcador. Puede dar pena que un jugador como Pedro León juegue allí y no en La Rosaleda, pero poco más. Otra cosa es que el 'Gato' Romero, tras su triunfo hace una semana, se creyera que todo el monte es orégano. Poner a Santos en vez de Charles sólo se puede entender por lo que algunos entendidos llaman 'la cuota uruguaya', que es algo que no me creía pero que... Sacar de titular a Duda, con su edad, pese a las bajas, no tiene tampoco mucho sentido. El Eibar no hizo nada, pero menos hizo el Málaga, equipo del que uno no recuerda ni una ocasión de gol ante los aledaños del cómodo Yoel. Encima otro arbitraje para recordar, que al límite del descanso dio un gol por válido que era en fuera de juego, digan lo que digan.

El Málaga se fue al descanso con el marcador en contra, pero también con la sensación de que todo estaba perdido. Mala cosa. Como si no tuviéramos equipo para poder sacar algo positivo en Eibar. Pero el Málaga llegó a Ipurua con la sensación de que no iba a conseguir nada positivo, o al menos esa fue la sensación que dio. Sea como fuere el 3-0 se antoja excesiva por cualquier sitio que se vea. Ni el Málaga fue tan malo ni el Eibar tan bueno, pero al final saben que nos vamos con la cabeza gacha y una derrota demasiado abultada para lo visto.

El Málaga se queda en terreno de nadie, como dijimos en estas páginas hace unos días, pero muchos no respiramos tranquilos, porque este fútbol patrio nuestro está lleno de finales de temporada cargados de sorpresas y nada nos extrañaría que los que no han ganado ni un partido ahora los ganen casi todos. En fin, que ha sido un jarro de agua fría en unas ilusiones que una vez más se han ido al garete. En eso estamos muy duchos todos los hinchas malaguistas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate