Malaga CF

Romero: «No pienso en irme e intento sacar lo mejor de mí»

El técnico dijo que estaba satisfecho con el esfuerzo de sus jugadores
El técnico dijo que estaba satisfecho con el esfuerzo de sus jugadores / EFE
  • «Hay un buen trabajo, pero no acompañan los resultados», alega el entrenador malaguista, que estimó que la clave fue que «faltó convertir»

El entrenador del Málaga, Marcelo Romero, hizo una primera valoración del encuentro en la que se mostró satisfecho del rendimiento de sus jugadores y le dio un pequeño palo al árbitro del partido a la vez que comentaba que había que respetar su trabajo: «Nos faltó convertir. Tuvimos cuatro o cinco oportunidades claras para habernos adelantado o haber empatado, pero no ha podido ser. Los partidos se ganan con goles. Nos cuesta marcar pero el equipo tiene actitud. Eso sí, nos ha costado defender el juego aéreo ante un equipo muy competitivo. Nosotros sabíamos a lo que jugábamos y, por momentos, hemos competido muy bien. Se han llevado el triunfo con un penalti y la verdad es que el criterio no ha sido el mismo en las dos áreas pero yo no hablo de los árbitros».

A partir de entonces, la rueda de prensa fue monotemática: la mala racha del equipo, el futuro del equipo, el partido trascendente de la próxima jornada ante el Alavés (sábado, a las 18.30 horas) y la dependencia de los equipos de la parte baja de la tabla, con el único denominador común de la presencia de Romero en el banquillo malaguista. A lo primero contestó: «Son números malos pero seguimos trabajando con la misma ilusión. Hay equipo. Resultados habrá. Vamos todos a una. Y los jugadores y el cuerpo técnico estamos convencidos de ello. Tenemos que buscar ese partido que cambien la dinámica».

En cuanto a lo segundo no se le pasa por la cabeza presentar su cargo a disposición de Arnau: «Hay un buen trabajo pero no acompañan los resultados. Es cierto que sumamos tres derrotas consecutivas, pero hoy hemos competido y nada ha tenido que ver con otros partidos como los de ante el Eibar o el Betis». Y, en cuanto al próximo partido del Alavés y la poca exigencia de los equipos de abajo, respondió: «Me la juego desde el primer día. Para mí todos los partidos son iguales. No pienso en irme e intento sacar lo mejor de mí cada día como entrenador. En algún momento tendrán que reaccionar los de abajo. Ese colchón puede acabar, lo tenemos todos claro, aunque la gente puede estar fastidiada y los jugadores pueden dar más de sí».

Por su parte, el entrenador del Athletic, Ernesto Valverde, se sorprendió al no haber apenas preguntas sobre su futuro en la entidad (se le relaciona con el Barcelona). En cuanto a la valoración del partido, comento: «Ha sido muy importante el triunfo de hoy. Supone adelantar una posición y llegar al derbi con margen e ilusión. Enfrente hemos tenido un rival duro. Un Málaga que siempre nos lo pone difícil, y hemos sufrido porque además sabíamos que el partido se nos podía hacer largo porque jugamos el jueves por la noche, y el Málaga, el martes».

Además, admitió que el Málaga pudo gopear primero: «En el inicio del partido, el rival se aprovechó de nuestros errores. Tienen delanteros muy rápidos y Pablo nos ha hecho daño al situarse por detrás de nuestros dos medios centro. Han tenido varias oportunidades, pero luego hemos llevado el peso del encuentro y una vez que hemos pasado la línea de presión de sus jugadores de ataque, con empuje hemos metido más atrás al Málaga. Un equipo que se defiende bien y que entra muy bien en las disputas».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate