Diario Sur
Malaga CF

FUERA DE JUEGO

Ahora sí hay un plan

Nunca llueve al gusto de todos cuando se trata de fichar a un entrenador para un equipo de élite, y menos si este llega marcado por ser un histórico de uno de los 'grandes'. Pero el Málaga necesitaba demostrar que cuenta con un plan serio, una apuesta reconocible, y la tiene ahora con Míchel. La etapa de Marcelo Romero se caracterizó por la indecisión, lo que impedía definir un proyecto para el futuro. Desde el propio club mantenían un permanente compás de espera para ver qué ocurría, cómo funcionaba el uruguayo. Las dudas eran permanentes. Esta situación impidió que la confianza en Romero fuera total y que se concretara un objetivo ni siquiera para los próximos meses.

La incorporación de un nuevo entrenador no soluciona los problemas de fondo del club, pero sí aporta una calma indispensable para, al menos, analizar la situación con 'cierta' racionalidad. La segunda parte de esta historia se centra en el nombre del entrenador. Cada aficionado tendrá una opinión sobre Míchel, pero es innegable que aporta, como mínimo, su larga experiencia profesional, que no es poco en estas circunstancias. Y el madrileño comenzará ya a trabajar también cara a la campaña que viene (tiene contrato hasta 2018). Esto supone que ya exista un plan, al margen de los resultados (que siempre marcan a los equipos y a los técnicos).

Sumar los triunfos mínimos para alejarse más de la zona de descenso es el primer objetivo, pero paralelamente es imprescindible optimizar los recursos cara a la campaña venidera para que no aparezca de nuevo sorpresas. Aunque ahora se abona a luchar por la permanencia, el Málaga dispone de recursos y potencial para luchar cada comienzo de temporada por Europa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate