Diario Sur
Malaga CF

Objetivo: llenar La Rosaleda

La Rosaleda, antes del comienzo del encuentro contra el Betis.
La Rosaleda, antes del comienzo del encuentro contra el Betis. / Salvador Salas
  • El Málaga pretende que se complete el aforo del estadio para recibir el sábado al Alavés

El apoyo de los aficionados siempre fue determinante para que el Málaga completara buenos partidos y alcanzar buenos resultados en su estadio, como así lo han destacado en las últimas semanas los propios futbolistas. De ahí que desde el club estén especialmente interesados en conseguir el lleno en La Rosaleda cara al encuentro del sábado contra el Alavés, a las 18.30 horas. Para ello se pondrán en marcha distintas iniciativas, además de hacer un llamamiento a los abonados para que no falten en esta ocasión. El choque, de esta forma, se presenta como una cita especial, coincidirá con el debut de Míchel como entrenador del conjunto malagueño.

También está previsto que este mediodía se presente una nueva Jornada de la Infancia, organizada por la Diputación de Málaga, que permitirá que niños de la provincia pueda asistir a este encuentro. Esta iniciativa, que llega a su cuarta edición, se desarrolló en ocasiones con gran éxito y siempre permitió que el campo estuviera casi al completo. El horario del choque del sábado por la tarde, asimismo, facilita los desplazamientos desde las distintas localidades malagueñas, en colaboración con los ayuntamientos.

Promociones

Las promociones que se pondrán en marcha gracias a esta cuarta jornada permitirán que los niños puedan asistir al encuentro por sólo cinco euros, mientras que los adultos podrán hacerlo en esta ocasión por un precio muy reducido, 15. De hecho, las fuentes consultadas en el Málaga aseguraron ayer que el club ya ha vendido unas 2.500 localidades para este encuentro, lo que abre aún más las perspectivas cara a un posible lleno. Para completar el aforo, sin embargo, los aficionados tendrán que retirar muchas más entradas, ya que quedan todavía varios miles más de asientos libres (los abonados son 23.000 y la capacidad, de 30.000).

El interés en disponer del apoyo masivo del público es máximo en todos los estamentos del club debido a que el choque contra el Alavés es muy relevante para el Málaga, pues este rival es uno de los más ‘accesibles’ de los que le quedan al conjunto de Míchel en la todavía larga recta final del campeonato (quedan doce jornadas, siete en Martiricos). Tras el cuadro vasco visitarán La Rosaleda nada menos que el Atlético, el Barcelona, el Valencia (este es el peor clasificados de los contrincantes en casa), Sevilla, Celta y Real Madrid. Los cuatro primeros clasificados de la Liga, de esta forma, tendrán que pasar por La Rosaleda hasta el final de la temporada, lo que supone una exigencia extra para el cuadro blanquiazul.

Aunque se cuelgue el cartel de ‘No hay billetes’, como ocurrió contra el Betis, el estadio contará con los huecos de los socios ausentes. Es previsible que se reduzcan las ausencias de abonados en los compromisos que quedan del campeonato, pero hasta ahora esta cifra está siendo muy importante. Poniendo como ejemplo este último encuentro contra el equipo sevillano, el club vendió todas las entradas disponibles, pero el campo registró una asistencia oficial de sólo 24.285, según los datos oficiales.

En ese encuentro ante el Betis, manteniendo como referencia los datos oficiales de LaLiga recopilados a través de los tornos de La Rosaleda, sólo acudieron 17.000 abonados, lo que supone que 6.000 de ellos no estuvieron en el campo de Martiricos para seguir el derbi regional, que se celebró precisamente el Día de Andalucía.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate