Diario Sur

Malaga CF

Míchel: "El Alavés es un lobo con dientes de tiburón"

Míchel: "El Alavés es un lobo con dientes de tiburón"
/ Fernando González
  • El nuevo técnico malaguista, ilusionado con su regreso a la Liga española

Fue un Míchel en su salsa, el que deja titulares y entra al trapo en casi todas las preguntas, salvo una descarada que le pidió directamente que ofreciera el once para mañana ante el Alavés (18.30 horas), en La Rosaleda. "Claro que lo tengo claro", dijo el técnico madrileño, que optó por no desvelar sus planes. Algo implícitos se pueden ver en su convocatoria, con casi todos los atacantes de la plantilla (todos menos Peñaranda), pero son Jony. "Les he dicho a los jugadores que vamos a buscar soluciones en cada partido. En este, por las bajas que tenemos, era mejor la inclusión de otros. No estoy en desacuerdo para nada con su actitud. Partimos de cero todos", explicó sobre la ausencia del asturiano.

Respecto a las sensaciones que tiene cara a este debut, insistió en algunas de las ideas esbozadas el miércoles, en su presentación. "Vengo sin intoxicar, y entiéndase bien lo que digo. Veo al equipo con una buena idea, con una buena dinámica. Creo que vamos a tener opciones de hacer un buen partido. He notado a los chicos con ganas no tanto de fijarse en el resultado, sino en hacer las cosas bien, porque les he comentado que el resultado es una consecuencia del juego".

El exmadridista no ocultó su ilusión por volver a dirigir en nuestro país, tras sus últimas experiencias en Grecia (Olympiacos) y Francia (Olympique de Marsella). "Llevaba mucho tiempo fuera de España, de la mejor liga del mundo, y la echaba de menos, Es un día muy importante para mí. No es un día más".

Finalmente, elogió a su rival, el Alavés, del que dijo que es "un lobo con dientes de tiburón". "Como no hagamos las cosas al máximo tenemos un rival con un nivel de confianza muy alta, que hace las cosas mejores", recalcó, y recordó que a dos de los integrantes del rival el guardameta Pachecho y el medio centro Marcos Llorente los conoce muy bien. "A Pacheco y a Llorente los llevé yo al Real Madrid (en su etapa de director de la cantera del club). Ambos han demostrado que la cantera blanca es muy productiva. Les deseo lo mejor, pero en otro momento".