Diario Sur

Malaga CF

«Hemos hecho todo para ganar y también todo para perder»

Míchel, durante el partido
Míchel, durante el partido / Ñito Salas
  • Míchel se queda con el juego del equipo en la segunda parte y promete «no bajar la cabeza»

El tercer inquilino del banquillo malaguista esta temporada, Míchel, se enfrentó anoche a su primera comparecencia en la sala de prensa Juan Cortés de La Rosaleda con sinceridad y optimismo tras una derrota que calificó de «dura y cruel». «Si llevase aquí todo el año sería desmoralizante, pero no me voy a mover del camino. El equipo tiene sus posibilidades y hay que seguir», apuntó el técnico madrileño.

Según Míchel, el Málaga hizo ante el Alavés «todo para ganar y también todo para perder», en referencia a los diversos errores que propiciaron los dos goles del rival. «No sirve hablar de justicia, no se pueden cometer tantos fallos. Sabemos que hay castigo para los equipos que están en una onda dubitativa», explicó.

El nuevo entrenador blanquiazul prefiere quedarse con el juego demostrado en la segunda parte por sus pupilos. El Málaga tuvo entonces «más personalidad» y se mostró «asentado, tranquilo y profundo». «Lo que hemos trabajado estos tres días se ha podido ver en la segunda mitad. Hemos tenido enfrente a un rival duro que se ha puesto por delante con dos tiros que ni siquiera han venido en jugadas elaboradas. Debemos ver la parte positiva, y es que el equipo se ha levantado y tiene capacidad para revertir esta situación», aseguró.

El equipo tiene asumido, según Míchel, que los encuentros serán así hasta el final de la temporada. «Para nosotros ya todos los partidos son necesarios. Debemos acercarnos cuanto antes a un número de puntos y no contábamos con lo que ha pasado hoy», añadió el técnico, que no contempla la posibilidad de que una derrota en su primer choque en casa le baje la moral. «Si lo hago, le estaría mandando un mensaje negativo a los jugadores. No me puedo permitir sentirme mal, quedan once partidos y el equipo está mucho más cerca del juego que ha demostrado en la segunda parte», apuntó Míchel antes de alabar a su plantilla. «El equipo tiene cualidades suficientes para estar a un nivel mayor. Hay variedad, continuidad y hemos entendido el juego para superar al rival».

Demichelis, afectado

El central argentino Martín Demichelis fue señalado por la grada como gran responsable de la derrota por dos fallos en las jugadas de los goles. «Creo que está fastidiado, pero no es algo que yo deba entrar a valorar. Es un hombre experimentado y sabe qué ha pasado. He hablado con él y hay que tener calma», expresó Míchel sobre la posibilidad de hacer cambios en la próxima alineación titular.

Para el técnico rival, Mauricio Pellegrino, hubo dos partidos diferentes: antes y después de la expulsión de Feddal. «Tras quedarnos con diez hemos tenido oficio para defender los envites del Málaga y confianza para salir jugando a través de los jugadores que estaban más frescos», explicó el argentino, que reconoció que su equipo hizo los méritos justos para llevarse los tres puntos. «Cuando se gana sin hacer un gran fútbol es porque se tiene fuerza anímica y confianza», aseguró.