Diario Sur
Malaga CF

Sigue la caída libre: sólo una victoria en 14 jornadas

Un aficionado en claro gesto de tensión viendo el partido de ayer desde la grada.
Un aficionado en claro gesto de tensión viendo el partido de ayer desde la grada. / Fernando González
  • Pese a su ausencia de reacción con su tercer técnico este curso, el Málaga mantendrá otra semana la distancia de siete puntos sobre la zona de descenso

¿Por qué se empeña el Málaga en añadir suspense al final de la temporada? Continúa la caída libre y no mejoran las sensaciones. Aunque la intención de la plantilla sea la de frenar la sangría de puntos, no lo consigue y abona el terreno de la indignación entre sus aficionados. El «nos vamos a Segunda» fue algo más que un comentario recurrente ayer a la salida de La Rosaleda. Mucho más que tras el inesperado 1-2 ante el Betis. No obstante, aunque no se detenga la hemorragia, el cuadro de Martiricos sigue manteniendo los siete puntos de ventaja sobre la zona de descenso. Una semana más, y una jornada menos por disputarse (ahora ya quedan solamente once), las cosas se mantienen igual tras los resultados producidos en el resto de equipos que interfieren en la clasificación del Málaga.

Sin embargo, más allá del consuelo que produce el flojo rendimiento de otros rivales, en la edición de la Liga que promete una permanenencia más barata, la racha del Málaga es ya más que preocupante: sólo ha ganado un partido en las últimas catorce jornadas del campeonato, como se refleja en la tabla adjunta. Tres de ellas son de la etapa de Juande Ramos, diez con Romero y una ya con el tercer entrenador del equipo esta campaña, Míchel.

El Málaga ha sumado seis de los cuarenta y dos puntos en disputa tras el afortunado 4-3 al Deportivo (el 26 de noviembre). Pocos se podían imaginar en aquel momento que el equipo podría estancarse tanto en la competición como se ha producido finalmente. El único triunfo fue el 2-1 ante Las Palmas, también conseguido con ciertos apuros, porque hubo remontada y se tuvo que defender el resultado en los últimos minutos en inferioridad numérica.

Ni seguridad defensiva

En todo este periodo hubo resultados con cierto infortunio, los más significativos los de Villarreal (un arbitraje muy adverso), Pamplona (un penalti desperdiciado y un gol local dudoso) y el Bernabéu (fuera de juego en un gol rival), o incluso el de ayer, cuando el Alavés marcó en sus dos remates entre los tres palos y certificó su triunfo en el último instante.

Sin embargo, el nivel de la plantilla está siendo ínfimo. Apenas hay jugadores que individualmente hayan respondido a las expectativas durante este curso y ya ni siquiera se puede ensalzar esa mejora defensiva producida a principios de año con la incorporación en el mercado invernal de Luis Hernández.El madrileño no estuvo afortunado ayer, y el argentino, que ha bajado sensiblemente en su rendimiento en las últimas citas, tuvo una responsabilidad directa en los dos goles, en una actuación aciaga.

Laguardia ayuda a Sandro a estirarse.

Laguardia ayuda a Sandro a estirarse. / Fernando González

Así las cosas, ni siquiera el revulsivo que suele ejercer el cambio de entrenador ha funcionado en esta ocasión.El Alavés pinchó ayer el globo de Míchel. El Málaga seguirá decimoquinto otra semana, salvo que el Deportivo derrote esta tarde (16.15 horas) al Barcelona. Los de Míchel suman 26 puntos, por 25 del Leganés, que se acerca tras su inesperado empate en el Pizjuán (1-1) y 24 del Deportivo, con el mencionado partido pendiente.

El Granada, que sigue marcando la frontera de la zona de descenso. Perdió anoche ante el Atlético de Madrid (0-1) y se queda con 19, sólo uno más que el Sporting de Gijón, que empató en Mestalla (1-1) y ya tiene 18. Osasuna, colista con diez puntos, parece casi sin opciones y deberá jugar mañana en El Sadar ante el Eibar.

Por tanto, al Málaga le irá mucho en el envite el domingo 19 (12.00 horas) en Butarque, en la vigésima octava jornada. Será un duelo directo con el riesgo de que el cuadro local lo supere en la tabla. A favor de los de Míchel está el detalle de que el Granada y el Sporting se miden entre sí la próxima semana en El Molinón (también el domingo 19, a las 18.30).Ahora bien, el Málaga tiene un calendario comprometido: ha de recibir a todos los grandes de la competición desde ahora y en sus cuatro próximas visitas afrontará siempre duelos a cara de perro ante conjuntos situados por debajo en la clasificación. De esta forma, cada vez es más urgente la reacción. 

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate