Malaga CF

Decimosexto y con el peor calendario

Torres, José Rodríguez, Demichelis, Luis Hernández y Chory Castro, ayer
Torres, José Rodríguez, Demichelis, Luis Hernández y Chory Castro, ayer / Ñito Salas
  • Sólo el cuadro que entrena Míchel tendrá cuatro duelos directos, todos fuera, y es junto al Granada el único que se enfrentará al Real Madrid y el Barcelona

  • El Málaga pierde un puesto en la tabla tras el triunfo del Deportivo y tratará de mimar su colchón de siete puntos

El pesimismo crece por días en La Rosaleda. El Málaga no da motivos para otra expectativa, y el único consuelo a estas alturas es el colchón de siete puntos sobre la zona de descenso que el cuadro de Martiricos deberá administrar y cuidar como si fuera la joya más preciada. Eso y el trabajo de Míchel son los principales agarraderos. Recordar la racha de un triunfo en catorce jornadas, que sigue abierta, y el calendario reavivan la pesadilla.

Hay otra circunstancia más que apunta psicológicamente contra el Málaga, el triunfo de ayer del Deportivo. Esto, junto al punto sumado entresemana en el duelo aplazado con el Betis, deja al cuadro coruñés por delante en la tabla, decimoquinto con 27 puntos, mientras que el Málaga cae a la decimosexta posición, ya sólo con un conjunto entre medias respecto a la zona de descenso, el Leganés, precisamente su próximo rival (el domingo, a las 12.00 horas, en Butarque).

Un análisis a los once partidos pendientes de los conjuntos de la zona baja permite concluir que, sobre el papel, ningún conjunto tiene peor calendario que el Málaga. Ahora bien, no todos parten de cero, sino con un déficit o un superávit de puntos. Además, cualquier conclusión es relativa. Para empezar, puede haber sorpresas en el guión, como la de ayer del Deportivo, al derrotar al líder, el Barcelona (2-1).

Además, hay encuentros a priori complicados que dentro de un mes pueden resultar más factibles, en función de la evolución del campeonato, o viceversa. De esta forma, el tramo final de los calendarios es el más complicado de valorar. Un ejemplo claro, que afecta al cuadro de La Rosaleda, es la cita final ante el Real Madrid, que podría ser a cara de perro si el cuadro blanco pelea entonces por el título, o no, y de ello ya hay un precedente, el de la temporada 2009-2010, con aquel 1-1 en la trigésima octava jornada.

El que más duelos directos

Si se excluye a Osasuna, con un partido menos (el de esta noche ante el Eibar) y a quince puntos de salir de la zona de descenso, y al Betis (con nueve puntos de colchón), la guerra por evitar dos plazas de descenso se da entre cinco conjuntos, de los que el Deportivo (27), el Málaga (26) y el Leganés (24) parten con una clara ventaja inicial respecto al Granada (19) y el Sporting (18). Pero sólo el Málaga ha de medirse a los otros cuatro equipos, y siempre a domicilio (además, de forma consecutiva). Esto puede ser un estímulo, pero también un peligro, ante la importante expectativa que se crean los rivales. Por contra, el Granada tiene tres duelos directos (ya se midió al Leganés); el Deportivo y el Sporting, dos, y el Leganés, sólo uno (el del domingo).

La próxima jornada, clave

El total de duelos directos es seis, y dos se juegan el domingo, en Butarque y El Molinón (Sporting-Granada). El Málaga verá reducido en todos los casos su renta si perdiera en Leganés. El listón de la permanencia se va a situar irremediablemente más alto dentro de una semana. Frente a los 19 puntos actuales, se quedará en 20 (si empatan en Gijón), en 21 (si ganara el Sporting) o 22 (si venciera el Granada). Además, la jornada tiene una importancia psicológica, al situarse antes de un ‘parón’ de selecciones. Las dos semanas sin competir de los equipos pueden tornarse un problema para el Málaga si ve reducido su colchón a seis, cinco o hasta cuatro puntos.

Sin ventaja como local

El Málaga afronta seis partidos en casa y cinco fuera, pero la ventaja es inexistente sobre sus rivales, que están también en la misma situación. Hay otro denominador común: todos acaban el torneo en su estadio. Además, nadie tiene la peligrosa nómina de rivales del Málaga en La Rosaleda: Atlético de Madrid, Barcelona, Sevilla y Real Madrid. En la clasificación aparecen como los cuatro más fuertes de la competición.

Los grandes, sí; el colista, no

Otro detalle que no obra a favor del Málaga es que es el único conjunto que se ha de enfrentar aún al Real Madrid y al Barcelona y que no tendrá el ‘consuelo’ de medirse al colista, que sólo totaliza un triunfo en el campeonato y ninguno en El Sadar. Únicamente el Granada tiene pendientes los dos duelos ante los máximos aspirantes al título, pero se compensa con la cita ante el cuadro navarro en Pamplona.

Abril, un mes decisivo

Siete de las once jornadas restantes se disputarán en abril. Veintiuno de los treinta y tres puntos en disputa se ventilarán en esas fechas. La acumulación de partidos pondrá a prueba la calidad de las rotaciones y el momento de forma de los conjuntos para entonces. Míchel dispondrá ya de un mes de trabajo con sus jugadores, y se espera que para entonces el Málaga ofrezca una mejor versión que la actual.

Equipos que se dejan llevar

En el análisis individual del calendario de cada equipo resulta clave valorar el número de compromisos que a día de hoy parecen más plácidos. El Málaga sólo tendría uno, el duelo ante el Valencia de la trigésima tercera jornada. Podría ser asequible también el de la trigésima sexta ante el Celta, en especial si el cuadro vigués se queda sin opciones matemáticas de optar a la séptima plaza liguera y sigue en liza en la Europa League, lo que ha llevado a Berizzo a rotar en el torneo de la regularidad. Es inevitable que en las cuatro o cinco jornadas se amplíe sensiblemente el número de equipos sin objetivos deportivos claros, que se dejan llevar y, por ende, el de duelos propicios.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate