Diario Sur
Malaga CF

La maldición del día 19

Míchel conversa ayer con el delegado, Josemi.
Míchel conversa ayer con el delegado, Josemi. / Ñito Salas
  • El domingo se cumplirá un año sin ganar fuera, pero también cuatro meses sin conseguir dejar la portería a cero

El Málaga cuenta con dos rachas muy negativas que lastran semana tras semana su rendimiento y que, paradójicamente, tienen un punto en común. Es la maldición del día 19. El próximo domingo, Día del Padre, no sólo se cumplirá un año sin que el equipo logre un triunfo a domicilio. Además, se llegará a cuatro meses sin conseguir dejar la portería a cero.

De un tiempo a esta parte, el Málaga parece un equipo más propio de hace cuatro o cinco décadas. Eran los tiempos en que, en condiciones normales, vencer a domicilio era casi una heroicidad para un modesto. De hecho, arañar un punto ya suponía un éxito. Eso sí, entonces no se penalizaba tanto el empate en comparación con la victoria; ahora, con el premio de tres puntos por triunfo, el valor de este se dispara. Y cuando no llega sistemáticamente...

A estas alturas casi ni hace falta recordar cuándo el Málaga ganó fuera por última vez porque se ha insistido hasta la saciedad en el dato. Fue el 19 de marzo del año pasado en el campo del Betis, por 0-1 con gol de Camacho. Han pasado ya diecisiete partidos sin que la fiesta fuera completa para los jugadores blanquiazules, aunque sí es obligado recordar que el empate obtenido en el Camp Nou en la etapa de Juande Ramos, con dos expulsiones en la recta final, sí supo a victoria.

Ante el Leganés

Precisamente aquel encuentro, que ya está muy lejano en el tiempo (el técnico manchego se marchó recién comenzado el invierno y en pocos días llegará oficialmente la primavera), es también el último en el que Málaga dejó su portería a cero. No es que abunden precisamente los partidos en los que consiguió este objetivo. El disputado en el Camp Nou fue el segundo tras el 4-0 del 23 de octubre en casa. Paradójicamente, fue ante el próximo adversario, el Leganés, ya convertido en rival directo.

Este dato es demasiado elocuente porque el objetivo de blindar la portería no se ha cumplido con la llegada de dos refuerzos invernales en el centro de la defensa, Demichelis y Luis Hernández, para paliar las carencias exhibidas por Llorente, Koné, Mikel e incluso en momentos puntuales Torres.

En total, incluidos los dos encuentros de la eliminatoria de Copa del Rey frente al Córdoba, también son diecisiete los que el Málaga acumula sin cumplir este otro objetivo, en este caso defensivo. Es la maldición del día 19. ¿Se romperá precisamente el día 19?

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate