Diario Sur
Malaga CF

FÚTBOL ESCRITO

CITA CON EL DOCTOR MÍCHEL

Aveces Valdano tiene frases redondas, indiscutibles. Otras veces no, claro; cuanto más habla uno más lugares comunes dice, y ahora sale en la tele casi todas las noches. Pero cuando definió el fútbol como un estado de ánimo retrató perfectamente la esencia de este dichoso deporte que nos quita el sueño y nos acelera el corazón sin motivo comprensible. A Míchel lo podemos preferir ahora los malaguistas como psicólogo que como técnico. Su trabajo será más convencer a Camacho de que es capaz de sostener el centro del campo que decirle cómo hacerlo; será más recordar a Charles que sabe de sobra meter goles que indicarle dónde colocarse; será más prender de nuevo la confianza en Kameni que decirle que a un portero de Primera no le pueden colar un gol por su palo. La terapia de grupo que estará teniendo lugar esta semana, mientras los malaguistas confiamos en que la maldita racha acabe de una vez en Leganés el domingo, tiene que surtir efecto sin tardar ni una semana más, porque corremos el peligro de tener que cambiar el psicólogo por un psiquiatra. Y ya se sabe que eso es empeorar. El Deportivo, que está solamente un punto por encima del Málaga; es decir, ocho sobre el descenso, ya ve hecha la permanencia. Su estado de ánimo es jubiloso tras una victoria sobre el Barcelona. Su nuevo técnico, Mel, ha dado entrevistas en todos los informativos tras derrotar al todopoderoso equipo de la histórica remontada ante el PSG unos días antes. Pero lo cierto es que el Barça llegó desconcentrado, dormido en los laureles. El fútbol es un estado de ánimo, tuyo y del rival. Se salvará quien sea más fuerte mentalmente. Tenemos cita con el doctor Míchel en Leganés el domingo a mediodía.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate