Diario Sur

Malaga CF

El Málaga y el Leganés vacían la enfermería

  • El cuadro de La Rosaleda puede llegar a la cita en Butarque con veinticuatro jugadores disponibles, un récord en los últimos meses

A medida que llega el desenlace de la competición y las fechas más señaladas, el Málaga empieza a vaciar su enfermería, como también su rival del domingo, el Leganés. Acostumbrado toda la temporada a una plaga de bajas, la cifra se va reduciendo conforme al avance de las semanas. La última incorporación al grupo ha sido la de Juanpi, aquejado en el último mes del pubis y que el lunes comenzó de nuevo a entrenarse. Si aquel día no completó la sesión, en cambio tanto el martes como ayer sí lo hizo, y de evolucionar así hasta mañana sábado no se descarta que pueda entrar en la convocatoria.

De esta forma, las únicas bajas en el Málaga son ahora las de Koné, Kuzmanovic y Recio, los dos primeras de larga duración y a los que no se espera este curso. En cambio, Recio podría volver a entrenarse con el equipo en breve, puede que la próxima semana, porque de hecho ya hace numerosos ejercicios en el campo e incluso con balón.

En un caso parecido se encuentra el Leganés, otro conjunto marcado por las ausencias durante muchos meses. Tanto fue así que se reforzó en el mercado invernal con siete fichajes (Champagne, Tito,Siovas,Erik Morán, Samu, El Zhar y Bueno) y en algún momento tuvo que dar minutos a jugadores del filial. Sin embargo, ahora el conjunto ‘pepinero’ tiene exceso de futbolistas, al contar sólo con un lesionado, Omar. Timor y Kone son los últimos en disponer del alta, y Diego Rico puede reaparecer el domingo tras una sanción.

En el Málaga se puede dar el caso de que Míchel tenga que hacer seis descartes, si es que al final Juanpi llegase a tiempo. Contando a En-Nesyri y Ontiveros, con ficha del filial, y el retorno de Pablo, que ya ha cumplido su encuentro de sanción. Son veinticuatro efectivos. Además, la plantilla tiene ahora siete apercibidos: Mikel, Ricca, Juan Carlos, Keko, Ontiveros, Charles y Recio, el único de los que no está disponible para jugar.