Malaga CF

Míchel: «Los jugadores están nerviosos; la responsabilidad a veces te frena»

Míchel, en el encuentro disputado este domingo.
Míchel, en el encuentro disputado este domingo. / EFE
  • «En la primera parte nos ha faltado decisión, pero en la segunda estuvimos mejor; los cambios han ayudado al equipo», dijo el técnico malaguista

El entrenador del Málaga, Míchel, trató de explicar que le sucedió a su equipo para estar a merced del rival en un amplio periodo del encuentro: «En la primera parte nos ha faltado decisión y convicción. En la segunda parte, estuvimos mejor. Yo creo que los cambios han ayudado al equipo a tener mejor posición y llegada. Hemos sufrido menos atrás y teniendo más posesión. En la primera parte habíamos perdido la posición en el campo. Nos estaban haciendo daño especialmente por eso. En la segunda parte, hemos ido a más. Es cierto que en el duelo había mucha tensión pero hemos estado más cerca en una de las jugadas de área de culminar en gol».

En la misma línea de argumentación, Míchel añadió: «En la primera parte el equipo no me ha gustado nada. Creo que nos ha faltado tranquilidad con el balón. No entrabamos en juego porque se lo regalábamos, estábamos mal colocados. En la segunda parte hemos idos a más. Evidentemente queremos jugar mucho mejor, pero doy por bueno el empate. Cuando uno juega por la parte de la tabla en la que estamos jugando el hecho de mantener la puerta a cero es una buena noticia porque te permite crecer».

Dicho esto, se quiso mostrar al margen de lo que sucediese horas después de su comparecencia en el Sporting-Granada. «Nosotros no tenernos que mirar el resto de resultados. Es cierto que tenemos una distancia de ocho puntos, pero esta tarde juegan dos de los involucrados en esta situación. Es mejor sumar que quedarnos con la cara de tontos de la semana pasada».

Respecto al nerviosismo que muestra el Málaga y la ausencia de buen juego:«El equipo necesita creer en lo que hace, tener seguridad. El entrenador se fija en lo que ve durante la semana y prepara el partido. Tenemos que sacar fortaleza, los jugadores están nerviosos porque saben la parte de responsabilidad que a veces te frena. En la segunda parte hemos defendido mejor y hemos sido más profundos».

El preparador malaguista también se refirió a la actuación de la defensa y el portero, que estaban siendo puestos en entredicho: «Esta era una de las situaciones que se marcaban mucho aquí. Cuando un equipo está en esta situación el hecho de la inseguridad de recibir siempre un gol marca los partidos y la mentalidad de los jugadores».

Sobre si esperaba que su empresa de asegurar la permanencia del Málaga en Primera iba a resultar más fácil, cuando ha sumado un punto de seis en dos partidos, dijo:«Llevamos diez días trabajando juntos. Aunque no es mucho, no es una excusa. Los jugadores saben lo que queremos; si no, no cambiarían su relación de juego como han hecho hoy. Somos tolerantes porque lo que queremos es darles confianza y seguridad para que vean que lo pueden hacer. Hace diez días estaba en el sillón de mi casa viendo estos partidos y espero no volver».

Elogios al rival

Finalmente, Míchel también tuvo palabras de elogio sobre su rival de ayer, el Leganés: «No es un equipo fácil. Ha mejorado mucho en los últimos meses. Juegan muy bien. No es un equipo fácil de domar».

Por su parte, el técnico del Leganés, Gaizka Garitano, analizó así el encuentro: «Lo que se ha visto en el campo es bueno para nosotros. Nos acerca más al objetivo de la salvación. El partido estuvo más cerca del 1-0. Tuvimos alguna situación para lograr ese gol que para nosotros o para cualquier equipo que está peleando es fundamental, para ponerse por delante. No ha podido ser y luego nos ha tocado sufrir. Sabíamos que nos iba a tocar sufrir el último cuarto de hora. Pudimos rescatar un punto que lo damos por bueno».

Sobre la cuestión de por qué decidió salir con tres centrales, el entrenador de los pepineros explicó: «Intuíamos que el Málaga podría salir con dos delanteros, Sandro y Charles, que además son jugadores que caen bien a posiciones de banda. A los centrales nuestros les cuesta mucho tener que ir a las espaldas de los laterales y más con jugadores que son rápidos. Por eso, hemos protegido esa situación con Bustinza y Tito».

Garitano concluyó su rueda de prensa tratando el objetivo de la salvación y si se cumplirá: «Si la Liga acabase hoy, estoy convencido al cien por cien. La pena es que quedan diez partidos. Vamos a pelear y a poner todo de nuestra parte, sabiendo que no es sencillo por la entidad de nuestros rivales. Yo creo que estamos en una línea bastante buena, pero lo fundamental será no tener altibajos por ganar o perder un partido. Hay que mantener un equilibrio que nos de opciones para competir en Primera».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate