Diario Sur

Malaga CF

Primera final del Málaga para evitar la zozobra

Primera final del Málaga para evitar la zozobra
  • Al equipo blanquiazul le urge cambiar el rumbo y ganar este mediodía al Leganés a domicilio para garantizarse que no le recortan diferencias los equipos situados en la zona de descenso

El tiempo se agota y al Málaga ya le urge reaccionar de inmediato. Es la primera vez que una derrota lo llevaría a reducir la ventaja con el descenso, ya que se enfrentan entre sí el Granada y el Sporting. El equipo de Míchel afronta su primera final seria y real para evitar el desastre de entrar por completo en las quinielas del descenso (hoy, a las 12.00 horas). Una derrota dejaría al once blanquiazul como primer objetivo de los equipos de abajo, mientras que un triunfo ahorraría la zozobra a una afición que ya está profundamente preocupada por la alarmante dinámica de resultados.

Cumple un año natural completo sin ganar lejos de su estadio, a domicilio, lo que profundiza todavía más en una crisis que también puede tener su final hoy mismo. El Málaga, pese a que en la etapa de Juande Ramos se situó en la zona media de la tabla, todavía no ha encontrado la fórmula adecuada para consolidarse en un lugar seguro y acorde a su potencial y presupuesto. De ahí que hoy tenga la gran oportunidad de reaccionar para cambiar el rumbo cara a la recta final del campeonato. Este choque de Butarque se presenta como el punto de inflexión para encontrar el camino que lleve al equipo a posiciones más tranquilas de la clasificación.

Ahora pasa a un segundo plano la alienación y los cambios que pueda introducir Míchel para buscar una rápida mejoría. Aunque, tras las lagunas advertidas contra el Alavés, el técnico podría hacer algunas variaciones importantes para corregir las deficiencias y también para adaptar el once a un rival que está consiguiendo buenos resultados en su casa y que también completó un buen encuentro el Pizjuán. El primero fue dejar ayer fuera de la convocatoria a Demichelis por sus errores ante el Alavés. Además de los cambios, la actitud será clave para arrancar un buen resultado este mediodía en el campo de Leganés.

Los siete puntos de ventaja con el descenso ofrecen un colchón atractivo para cualquier equipo inmerso en una mala racha, pero a la afición le preocupa más la trayectoria tan negativa que está acumulando el Málaga. Un triunfo, por ejemplo, mantendría al Leganés como referencia para los equipos del descenso y seguramente también permitiría aumentar la diferencia, por lo que tanto el entrenador como los jugadores han dejado claro durante la semana que no tienen otro objetivo que sumar los tres puntos.

El equipo llega a este encuentro con sólo tres bajas importantes (los lesionados de larga duración Recio, Kuzmanovic y Koné), algo que nunca había ocurrido durante la temporada (ayer también se quedó fuera Ontiveros por una contractura). Y curiosamente, enfrente estará un Leganés que tiene su plantilla casi al completo, por lo que ambos entrenadores han tendido y tienen que hacer muchos descartes.

Tras este encuentro el Málaga, igual que el resto de los equipos de Primera, contará con un parón por los compromisos de la selección, aunque primer día de abril, en sábado, el conjunto de Martiricos recibirá nada menos que al Atlético antes de viajar a Gijón en una jornada entresemana. El calendario se le irá complicando progresivamente al once blanquiazul en las muy exigentes diez jornadas finales del campeonato. Con este panorama por delante, cobra mayor relevancia el choque de hoy en Leganés.

Más de un millar de aficionados quisieron viajar a Butarque, aunque al final sólo serán un par de centenares los que puedan hacerlo en la grada visitante, al margen de los que se desplacen por su cuenta y se sitúen en otras zonas del estadio. De ahí que el Málaga no estará solo en este trascendental encuentro, en una final por la tranquilidad.

Samu estará otra vez enfrente

El malagueño Samu se medirá otra vez a su exequipo, en este caso con la camiseta del Leganés. Ya lo hizo con el Villarreal, equipo al que fue traspasado desde el Málaga. Después se marchó al Rubin Kazán de Javi Gracia y ahora milita en el conjunto madrileño.

Dos centenares de malaguistas

Más de dos centenares de aficionados malaguistas se desplazan este mediodía al estadio de Butarque de forma organizada para seguir a su equipo en un partido vital. Muchos de ellos se quedaron fuera debido a la poca disponibilidad de entradas del Leganés.