Diario Sur
Malaga CF

El Málaga deja su puerta a cero cuatro meses después

Una jugada del choque ante el Leganés.
Una jugada del choque ante el Leganés. / Opta
  • Es la tercera ocasión en la Liga que acaba imbatido un encuentro, y la última fue en otro empate sin goles, en el Camp Nou

Además del importante apoyo de aficionados, que corrobora que el sentimiento blanquiazul está muy vivo, la mejor noticia ayer en Butarque para el Málaga fue dejar la puerta a cero, cuatro meses después de la última ocasión en que se consiguió. Como aquel 19 de noviembre, en el Camp Nou, fue tras un 0-0 a domicilio y no sin que el rival de turno gozara de oportunidades para ello.

Si el Málaga acudió a aquel duelo ante el Barcelona muy condicionado por sus bajas –aunque en las filas rivales no estuviera Messi–, ayer jugaba en Leganés marcado por la mala dinámica de resultados, que lo tiene sin ganar desde el 20 de febrero (2-1 a Las Palmas) y con sólo ocho puntos de los últimos 45 en disputa, cifras que necesita corregir cuanto antes.

Se da el caso de que el Málaga sólo ha acabado imbatido en tres partidos esta campaña, lo que tiene mucho que ver con su precaria situación clasificatoria. Curiosamente, dos de estos partidos han sido ante el Leganés, incapaz de batir a Kameni en algo más de 180 minutos (en La Rosaleda se venció por 4-0).

Más cerca del 1-0 que del 0-1

Pero el Málaga estuvo más cerca del 1-0 que del 0-1 ayer en Butarque.El cuadro pepinero inquietó al menos en cinco ocasiones claras a su rival. Primero, en un despeje casi bajo los palos de Charles, a remate de Bustinza, y antes del descanso, en un tiro alto de Mantovani (tras un despeje de Llorente) y en una llegada sin control de Tito al segundo palo. Quizás las mejores opciones se vieron en la segunda mitad, dos oportunidades protagonizadas por Diego Rico. En la primera tuvo que lucirse Kameni, con un paradón por alto para desviar a córner el tiro, y la otra fue un chut muy escorado que golpeó en la cruceta tras un roce en un malaguista. Aquí el meta camerunés, sorprendido, ni se movió.

Míchel retocó ayer la línea defensiva.Después de los dos fallos cometidos por Demichelis ante el Alavés en la jornada anterior (1-2), el argentino se quedó no sólo fuera del once, sino también de la convocatoria. El técnico madrileño apostó por un Llorente doblemente motivado ayer. Por un lado, porque él se crió en Leganés (detalle menos conocido de su trayectoria) y, además, porque suponía volver a ser titular en su puesto favorito, el de central. En toda la etapa de Romero se perdió la confianza en él y si había vuelto a formar de salida en el once era como medio centro.

Llorente completó una de sus mejores actuaciones con la camiseta malaguista, junto a Luis Hernández, y ahora podría mantenerse en el puesto cara a la siguiente jornada. Sin poder presumir de un triunfo y sin que el empate tenga excesivo valor tras haber perdido en casa en la jornada anterior, los malaguistas sacaban pecho ayer por la circunstancia de dejar la puerta a cero.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate