Diario Sur
Malaga CF

el árbitro

Nada destacable

No sorprendió el trabajo del valenciano e internacional Mateu Lahoz, muy en la línea que lo distingue, dejando jugar, a veces con cierta frivolidad, lo que provoca continuas protestas de los profesionales y también desde la grada, y que él soporta con buen tono. Anduvo muy eficaz en los forcejeos en la disputa del balón, resolviéndolo con un alto grado de acierto. El partido en Leganés no ofreció dificultad alguna, ya que adoleció de jugadas complicadas. El colegiado mantuvo el mismo ritmo en todo el encuentro sin descomponerse.

LO POSITIVO

Las características y condiciones que muestra el colegiado levantino es lo más positivo de su trabajo. Ayer, en Butarque, tuvo la particularidad del control disciplinario y que en este partido elevó la exigencia nada habitual en él. En el primer periodo amonestó a los locales Bustinza, por una entrada dura sobre Juan Carlos, y Tito, por otra sobre Rosales, y al propio lateral malaguista, por derribo a Rubén Pérez. Prosiguió en el segundo periodo con el mismo criterio amonestando a los pepineros Erik Morán y Rubén Pérez, así como al delantero malaguista Charles.

LO NEGATIVO

En los últimos minutos se produjo una circunstancia curiosa. Pareció que iba a amonestar a Llorente, aunque la comprobación del acta permitió confirmar que no se la mostró. Sí habría estado justificada la amonestación por reiteración en las faltas por parte del central, aunque la jugada en sí misma no era más que un derribo. Por lo demás, nada que destacar, con independencia de errores puntuales de interpretación que en todo arbitraje aparecen y, cómo no, ese criterio tan personal en el control del juego y que los aficionados censuran con profusión.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate