Diario Sur
Malaga CF

FUERA DE JUEGO

¿BROTES VERDES?

Con el paso del tiempo comienzan a descubrir los propios jugadores del Málaga que su situación es mucho peor de lo que creían (como se puede ver en las palabras de Keko, por ejemplo). Vivían en una especie de burbuja, avalados por la gran ventaja en la clasificación con el descenso, pero a medida que ha ido avanzando la competición se han dado cuenta de que no suman puntos y el calendario se complica en la recta final del campeonato. Y lo pudieron comprobar en Leganés, donde se mostraron ya abiertamente atenazados, víctimas de una dinámica negativa y sin recursos en el primer tiempo, donde fueron superados con contundencia por un rival teóricamente inferior. Pero luego levantaron los brazos y pudieron salvar los muebles para, al menos, dejar la portería a cero.

Y lo que es más esperanzador, los minutos finales del último choque aportaron oxígeno al equipo gracias a una reacción que encerró de inmediato al Leganés en su campo y que estuvo a punto de servir para ganar el partido, pese a la nefasta primera parte. Este cambio podría derivar en una recuperación anímica, que sería esencial para alcanzar el objetivo, que se centra en sumar alguna victoria que aporte tranquilidad, nada más. Estos 'brotes verdes' son comparables a algunos encuentros del comienzo de temporada, donde el equipo era capaz de buscar el triunfo al final de los partidos sin haber brillado especialmente en el resto del encuentro. Ahí está la duda, pero los indicios, aunque puedan parecer rebuscados, están ahí. Ahora sólo queda corroborarlos contra el Atlético la semana que viene. El cambio de rumbo se convierte ya en una obligación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate