Diario Sur

Malaga CF

Las incógnitas de Weligton, que ni siquiera descarta volver a jugar

Weligton, junto a Pellicer y Mandiá, otros ayudantes.
Weligton, junto a Pellicer y Mandiá, otros ayudantes. / Ñito Salas
  • Tras aplicarse un nuevo tratamiento con células madre, deberá esperar dos meses para saber su efecto y si finalmente puede vestirse de corto

La baja de Weligton quizás haya sido el golpe más duro que ha recibido el Málaga esta temporada. Sus problemas físicos ya en pretemporada, su operación de menisco y su posterior ausencia mermaron el potencial defensivo del equipo de una forma determinante. De hecho, el club ha tenido que buscar nuevas soluciones incorporando a más centrales. Pero los problemas del brasileño en la rodilla derecha fueron tan importantes que el propio jugador ofreció su ficha de extracomunitario en el mercado invernal y ahora está fuera del equipo, aunque hace labores técnicas, al menos, hasta el final de la temporada. Pero el futbolista se resiste a que su adiós sea definitivo y no descarta volver a jugar después de ser sometido a un tratamiento con células madre.

Los factores de crecimiento inyectados en la rodilla del jugador (se consiguen mediante su propia grasa del abdomen) necesitan ahora un periodo de dos meses para saber hasta dónde ha llegado su efecto. El primer objetivo de Weligton se centra en poder disfrutar de una vida sana, sin ninguna deficiencia en su articulación, pero el segundo llega más allá, ya que consistiría en vestirse de corto de nuevo, a medio plazo. Será al final de esta campaña cuando el central sepa sus posibilidades reales tras esta especie de retirada en la que se encuentra en este momento.

Trabajo técnico

Weligton pasó a formar parte del cuerpo técnico de Marcelo Romero. Actuaba como un ayudante más, pero muy cercano a los jugadores. Era uno de los capitanes y su relación con el resto de sus compañeros siempre fue excelente. Y con la llegada de Míchel al banquillo la situación no ha cambiado, ya que el entrenador madrileño dijo que no quería se marchara ninguno de los componentes del cuerpo técnico, más allá del propio Romero. El central, de esta forma, está colaborando en la medida de sus posibilidades, algo que alterna con la recuperación de la lesión del menisco interno y condral de su rodilla derecha. Pero la pregunta es clara: ¿qué pasará en el futuro?

El brasileño tiene contrato hasta el final de temporada, aunque, a sus 37 años, ahí acabaría su vinculación con la entidad de Martiricos. El jugador está muy asentado en Málaga después de una década casi completa en la ciudad, donde también ha establecido un negocio de restauración, ‘La Grada’. De ahí que las incógnitas aumentan a medida que se acerca el final de la temporada.

El central cedió su dorsal en su momento para que entrara Peñaranda, aunque nunca anunció oficialmente su retirada del fútbol (parecía definitiva). Pero en las últimas semanas le han planteado la posibilidad de realizar este tratamiento regenerativo con células madre, que fue desarrollada por el médico Vicente de la Varga. Estas infiltraciones buscan la estimulación de la zona lesionada de la rodilla, lo que permitiría a Weligton, incluso, volver a los terrenos de juego si la evolución fuera satisfactoria en los próximos meses.