Diario Sur
Malaga CF

FUERA DE JUEGO

CONVICCIÓN

Un triunfo contra el Atlético sería una bendición para el Málaga, un balón de oxígeno gigante para un equipo inmerso en una dinámica negativa, una demostración de las posibilidades de una plantilla pensada para estar en la zona media-alta de la clasificación, una prueba real de que la reacción definitiva ya está aquí, un regalo para una afición que no ha recibido ninguna recompensa a su apoyo en los últimos meses... Una victoria el sábado podría distanciar a los equipos que están en la zona de descenso a nueve puntos a falta de otros tantos partidos. Las perspectivas, la motivación y hasta los objetivos cambiarían de una forma sustancial en una temporada extraña, plagada de problemas, errores y decisiones desacertadas.

En la plantilla y el cuerpo técnico saben que las dificultades para conseguir los tres puntos serán máximas ante un rival fuerte, trabajador y de gran calidad, pero lo más importante radica en que existe entre futbolistas la convicción de que pueden y deben ganarle al Atlético para remontar una situación que todavía no se pueden creer que haya llegado. Con Míchel ya en el banquillo, el equipo malagueño se cree capaz de conseguir una victoria vital para aportar una calma que estaba buscando sin éxito desde hace meses.

La motivación blanquiazul está por las nubes y el parón ha servido para que el entrenador trabaje con tranquilidad y tiempo para transmitir sus planes cara al choque del sábado y al resto del campeonato. Ahora, sin embargo, habrá que mostrar sobre el campo esa ambición y los deseos de triunfo. Los malaguistas tendrán el factor campo a favor. Ahora sólo les queda exhibir, al menos, una gran intensidad, ritmo, trabajo...

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate