Malaga CF

El partido de la temporada

Llorente y Camacho, en una disputa por alto con dos rivales en el duelo del sábado.
Llorente y Camacho, en una disputa por alto con dos rivales en el duelo del sábado. / Ñito Salas
  • El Málaga se juega el miércoles en Gijón dar un paso clave para la salvación o complicársela mucho más

  • Además del ‘goal average’ con el Sporting, tras el 3-2 de La Rosaleda, se dirime quedarse a dos, cinco u ocho puntos de la zona de descenso

Pese a estar emparedado entre dos jornadas ligueras muy cercanas, ningún malaguista que se precie tiene la más mínima duda de que pasado mañana se juega la cita más importante del curso.Será en El Molinón, a las 20.30 horas, de forma simultánea al desenlace de la final de la Eurocup para el Unicaja, por culpa del caprichoso destino. Ahora ya no es un recurso periodístico fácil para incrementar el interés en torno al partido de una forma artificial: elSporting-Málaga pone en juego media temporada. A nueve encuentros para el final, el Málaga se mide a su rival más directo afanado en que no mengüe más su colchón de puntos sobre la zona de descenso, que ahora se ha vuelto a reducir de seis a cinco, en una lenta pero constante sangría.

Lo de Gijón será casi un doble o mitad. Perder significaría quedarse a dos puntos del descenso con ocho jornadas por delante, que se pueden hacer eternas. Empatar es un balón de oxígeno, porque no permitiría al Sporting acercarse y, además, cedería definitivamente el ‘goal average’ (tras el 3-2 de la primera vuelta), y ganar sería el mayor golpe de efecto del Málaga en varios meses. Para un conjunto que lleva más de un año sin ganar fuera (desde el 19 de marzo de 2016) dejar a ocho puntos la zona de descenso –más la ventaja de ganar en un hipotético empate– sería un balón de oxígeno casi definitivo cara al final de la Liga.

El partido va a llegar casi sin margen de preparación. El Málaga tuvo ayer una sesión de recuperación, y le quedaran dos entrenamientos más. La única duda puede ser conocer si Juanpi puede incorporarse ya al equipo, cuestión improbable. Charles volverá tras cumplir sanción y el equipo necesita agarrarse a algún aspecto positivo para recuperar una confianza que está por los suelos tras acumular un sólo triunfo en las últimas dieciséis jornadas, con ocho puntos sumados de cuarenta y ocho.

Míchel, un punto de nueve

Ni siquiera la incorporación de Míchel ha supuesto un revulsivo para este Málaga. El técnico madrileño no puede presumir de resultados ni siquiera: un punto de nueve a su llegada. «Obviamente, contábamos a estas alturas con algún punto más, aunque tampoco demasiados», se confesó él mismo la noche del sábado en la sala de prensa de La Rosaleda.

Lo cierto es que su Málaga aún no ha crecido. Por el contrario, empieza a ser un equipo víctima de su falta de atrevimiento y confianza, la que ha provocado una larga y nefasta racha de resultados. El 0-2 ante el Atlético de Madrid, más allá de ser un marcador normal ante el tercer clasificado, ha vuelto a complicar la situación tras los empates del Leganés en Anoeta (1-1) y del Sporting en Sevilla (0-0).

Al menos el 3-0 del Deportivo en Mestalla mantiene el mismo orden clasificatorio. Por raro que parezca, el Málaga sigue teniendo cinco conjuntos por debajo, uno de ellos el desahuciado Osasuna (último con 11 puntos). El Granada, que perdió ante el Barcelona (1-3), se queda con 19, a tres del Sporting (22), y hay un triple empate a 27 entre Málaga, Deportivo y Leganés, por este orden. La jornada del miércoles ofrece dos duelos directos, el de Gijón, y el Deportivo-Granada, también a las 20.30 horas, mientras que el Leganés recibe al Real Madrid a las 21.30.

En el análisis del calendario, el peligro que se le cierne al Málaga, además de su tendencia a la baja, es el de los partidos de otros rivales directos ante conjuntos que no se juegan nada a estas alturas o dentro de unas semanas. Así, el Sporting tiene varios choques de este tipo: la visita a Pamplona del día 22 y sus dos últimos choques en casa, ante Las Palmas y el Betis. Incluso, puede que cuando se mida al Espanyol y el Eibar estos conjuntos ya no opten claramente a una plaza europea, la que podría otorgar la séptima posición. Por contra, en el Málaga apenas se perciben citas propicias más que el duelo en La Rosaleda ante el Valencia del sábado 22. Sólo el desarrollo de la competición dictará si las tres jornadas finales se plantean favorables ante el Celta, la Real Sociedad y el Real Madrid.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate