Diario Sur

Malaga CF

área de meta

Exigencias hasta el final

Cuando aún no hemos dejado de comentar lo que supuso el pasado miércoles para el deporte malagueño (con los triunfos del Unicaja, campeón de la Eurocup, y del Málaga en Gijón), el Barcelona ya espera en el túnel de vestuarios para saltar a La Rosaleda. No pudo llegar en mejor momento, ni con mejor rival la primera victoria blanquiazul de la temporada lejos de Martirícos, ni el momento de romper el Unicaja el maleficio de los últimos enfrentamientos con el Valencia. Desde aquí, la más efusiva enhorabuena a la familia cajista por el importantísimo logro conseguido. En la parcela futbolera, poner, como han hecho los malaguistas, a ocho puntos más el ‘goal average’ la distancia con los puestos de descenso, a falta de ocho encuentros, es como respirar hondo una bocanada de oxígeno tras un preocupante episodio de asfixia. Esto se empezaba a poner muy feo.

Siguen las matemáticas

Cuando las dinámicas negativas se prolongan más de la cuenta, todo se complica, nada sale y no se ve la luz al final de túnel. Después de más de un año sin ganar lejos La Rosaleda, ir reduciendo paulatinamente las diferencias con los equipos que ocupan los puestos de descenso, conseguida durante la primera vuelta, y después de que no se encontraba solución a tanto desacierto en las últimas fechas, se empezaba a pensar en lo peor en el entorno malaguista. Importante golpe de timón en El Molinón para poner, de nuevo, cada cosa en su sitio. No obstante, las matemáticas siguen sobre la mesa, aunque más sonrientes con el club de La Rosaleda, que deberá seguir trabajando hasta el último suspiro para que los dígitos sean definitivamente favorables. Aunque todos hemos respirado con el último resultado, no hay que olvidar la dureza del calendario y que las exigencias deben ser máximas hasta el final.

A mejorar la finalización

Lejos de mantener una línea continuista, el técnico malaguista ha venido ajustando en los últimos encuentros nuevas pautas y conceptos. De la misma forma, ha integrado y probado jugadores en el once titular para conseguir una evidente mejora defensiva, con la portería a cero en dos de los tres últimos encuentros, y un mayor control del balón en el juego. Aun con estos logros, Michel no encuentra la fluidez y claridad necesaria en la zona de finalización que permita definir con acierto las jugadas elaboradas. La total recuperación de Charles, Juanpi y Sandro en la parcela ofensiva para el tramo final del campeonato puede ser de mucha ayuda una vez conseguido el progreso necesario en la zona de iniciación. Como prueba de fuego, llega el Barcelona con el mayor potencial ofensivo del campeonato, avalado por los 88 goles conseguidos en los 30 partidos.

Bajas en el Barcelonar

Si tiramos de ironía podríamos comentar los ‘problemas’, según la prensa barcelonista, que tendrá Luis Enrique para visitar La Rosaleda. Hasta cinco bajas, repartidas entre lesionados (Aleix Vidal, Arda Turan y Rafinha) y sancionados (Rakitic y Piqué) han hecho que el asturiano haya convocado a Aleñá y Carbonell del filial. La decisión de configuran la primera plantilla con 21 licencias tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Aunque, ante esto, el técnico no ha subido al primer equipo a ningún jugador falto de ritmo, que no tenga el nivel adecuado, sin personalidad… Y si juegan tendrán a su alrededor a compañeros como Ter Stegen, Sergi Roberto, Mascherano, Umtiti, Jordi Alba; Busquets, André Gomes, Iniesta; Messi, Luis Suárez y Neymar. Hay que ver los problemas del técnico y, por añadir, la mala suerte para los elegidos que viajan a Málaga. Ya me gustaría que se utilizara al final del partido como excusa.