Diario Sur
Malaga CF

una cuestión

No ha podido ni allí ni aquí

Como mazazo, imperdonable, han calificado los diarios deportivos catalanes la derrota del Barcelona en La Rosaleda. «Otro malagazo», se ha titulado aquí, adjetivos todos ellos que resumen bien a las claras el incuestionable triunfo del Málaga. Sin embargo, alrededor del Camp Nou sólo se habla y se escribe del árbitro como causa del desaguisado azulgrana que reconocen incluso sus propios jugadores. Luis Enrique no, el entrenador del equipo barcelonés culpa exclusivamente al árbitro de su fracaso, porque su equipo «jugó muy bien»; naturalmente en ningún caso se refieren al gol anulado al equipo malaguista, que, a la vista de todos ha quedado como claramente legal. En fin, no quiero extenderme en el pataleo de quienes, acostumbrados a ganar casi siempre, abundan en la soberbia y en el complejo de superioridad que esta vez no les ha permitido acusar de sus males al Madrid, sino a un Málaga que les tiene ‘comida la moral’. Aquí y allí.

Sabido es que el fútbol español gira exclusivamente en torno al Madrid y al Barcelona. Y como esta vez ha sido el equipo catalán el que ha dado la nota, las informaciones y tertulias deportivas de índole nacional desvían toda la atención a la expulsión de Neymar, a sus zapatillas y si la sanción le impedirá jugar o no el inmediato ‘Clásico’. Nada más. Ninguna crítica o mención al hecho de que ‘el triplete de la muerte’ no haya sido capaz de marcarle al Málaga ni siquiera un gol. Ni allí ni aquí. Y es que en la Liga están ocurriendo muchas cosas importantes que apenas si tienen trascendencia en los medios informativos del deporte. Y uno, como profesional de la información, lamenta y a veces se avergüenza de tanto partidismo mal entendido. Que también los más modestos tienen su corazoncito. Y el partidismo, en muchos casos, hay que guardarlo y celebrarlo muy dentro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate