Malaga CF

FUERA DE JUEGO

COMIENZA LA CUENTA ATRÁS

Los once puntos de ventaja con la zona de descenso conseguidos por el Málaga en los últimos días sólo deben servir a partir de ahora para la satisfacción y el disfrute de los aficionados, que han soportado una temporada cargada de disgustos, decepciones y poco fútbol. Porque el club no se puede relajar demasiado, porque se le acumulan ya los deberes cara a la próxima temporada. Superado, en primera instancia, el miedo acumulado hasta que llegó el triunfo ante el Sporting y la confirmación contra el Barcelona, la dirección deportiva y el propio Míchel deberán intensificar los trabajos para que la campaña que viene no ocurra lo mismo que en esta.

Es cierto que Francesc Arnau y sus colaboradores nunca se detuvieron, pero ahora deberán pasar a la acción. La correcta evaluación de lo sucedido y el diagnóstico concreto, será la primera piedra para una buena planificación, que no sólo afectará a los fichajes o salidas de jugadores, y posibles traspasos. Con los límites económicos que se conocen, el Málaga tendrá que corregir los defectos aparecidos y solucionarlos de una forma clara. Los objetivos los tendrá que marcar el estatus del club y sus necesidades, y nunca la opinión particular de ninguno de sus profesionales. Y el equipo blanquiazul está en la mitad de esta clasificación en distintos conceptos comparativos con el resto de clubes de LaLiga.

Y el jeque Abdullah Al-Thani, que es el propietario y presidente de la entidad, también deberá reflexionar sobre lo ocurrido y sus decisiones. Ahora es el momento de trabajar sin demasiada presión. La cuenta atrás está ya en marcha. Es necesario cerrar la permanencia, pero la planificación no puede esperar tampoco.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate