Diario Sur

Malaga CF

El Málaga, a seguir en estado de gracia

El Málaga, preparando el choque ante el Deportivo.
El Málaga, preparando el choque ante el Deportivo. / Ñito Salas
  • Tras encarrilar la permanencia en sólo tres días, pretende continuar su racha en Riazor ante un Deportivo necesitado y otro enemigo casi igual de peligroso: la relajación

Encarrilada la permanencia en tres días mágicos, los que separaron el 0-1 en Gijón y el histórico 2-0 al Barcelona, el Málaga se enfrenta en este tramo final a un enemigo etéreo, sin nombre y apellidos: la relajación. ¿Lo tiene ya todo hecho el cuadro de Míchel? ¿Se salvaría incluso sin puntuar? ¿Bajará los brazos y volverá a decepcionar en su juego como en gran parte de la temporada con hasta tres entrenadores distintos?

Ante el peligro de la pérdida de tensión, ayer hubo ‘michelina’ en la sala de prensa Juan Cortés de La Rosaleda. «Ya los jugadores no me engañan. Ya sé lo que pueden dar de sí, así que se anden con cuidado», dijo. El técnico tiene contrato la próxima campaña y dejó claro que la planificación va a estar sujeta al rendimiento de los jugadores en este final de curso.

El Málaga jugará este sábado en Riazor tras 196 minutos sin encajar un gol (desde el de Filipe en el 0-2 del Atlético en La Rosaleda), y parece que el triunfo en El Molinón no sólo fue el punto de inflexión de la campaña, sino que ha dado a la plantilla la tranquilidad necesaria como para que se atisbe su potencial real, que es incluso más que el del 4-3 al Deportivo en la primera vuelta, cuando resolvió en el tiempo añadido con un remate de ‘rosca’ lejano de Ontiveros y transformó en goles sus cuatro únicos remates entre los tres palos.

Curiosamente, el Deportivo no ha jugado del todo mal durante el curso. Ha merecido mucho más que lo que denota su actual clasificación –que recuerda mucho a la del Málaga en sus momentos más bajos–, con sólo seis puntos de margen sobre la zona de descenso. El ‘Depor’ cedió algunos puntos más en el último minuto y mostró una debilidad preocupante en las dos áreas, pero circuló bien el balón y prometió más de lo que consiguió.

Con mucha ‘michelina’ de fondo y con la tranquilidad reconquistada en el día a día, el Málaga viajará hoy a La Coruña de nuevo con muchas bajas, en la tónica que se viene repitiendo desde septiembre. Ricca, resucitado, se lo pierde por sanción; Juanpi, que ofreció excelentes sensaciones ante el Barcelona, pasará por el quirófano para tratar de llegar bien a la pretemporada y aparcar definitivamente las molestias en el pubis; Torres sigue sin recuperarse, y Peñaranda sufre unas molestias musculares y no se ha entrenado con normalidad esta semana. Todos estos nombres se suman a Koné y Kuzmanovic. La convocatoria no se conocerá hasta hoy, pero el once estaría casi perfilado debido a las ausencias.

Peor juego

Haría mal el Málaga en confiarse ante un rival que se la juega. La llegada de Pepe Mel ejerció en un principio de revulsivo (incluso con un 2-1 al Barcelona), pero los últimos resultados, con un punto de doce, han hecho reaparecer las dudas. Existe una crítica mayoritaria que considera que este Deportivo juega peor que con Gaizka Garitano en aras de ser más agresivo e intenso, pero si los resultados no van de la mano...

Mel tiene las dudas de Juanfran y Mosquera, con molestias leves. Hasta ahora el madrileño ha probado infinidad de combinaciones con sus jugadores más ofensivos.Alterna alineaciones con uno o dos puntas (entre Joselu y Andone) y rota entre sus extremos (los Carles Gil, Marlos Moreno, Kakuta, Bruno Gama,...) en búsqueda de jugadores que puedan aportar desborde y centros al área.

El morbo: Míchel y mel, relación rota

Mel y Míchel coincidieron en las categorías inferiores del Real Madrid desde muy pequeños, pero se han distanciado.«Han ocurrido cosas en la vida que hacen que mi relación con él no pueda ser personal», dijo Míchel, molesto por una cuestión que pudo tener que ver con su hijo, Adrián.

El dato: Una gran racha ante el Deportivo

El Deportivo no gana al Málaga en partido de Liga o Copa desde el 5 de enero de 2013 (1-0, gol de Pizzi).Desde entonces se han celebrado ocho partidos, seis en el torneo de la regularidad, con cinco victorias y tres empates para los malaguistas, el último un 4-3.

El reencuentro: Albentosa puede ser suplente

El exmalaguista, tras ser titular en el arranque de temporada (incluido el 4-3 en La Rosaleda), ha participado sólo en la mitad de los últimos catorce partidos. En su útima aparición, el 3-0 en Mestalla, se marcó en propia meta uno de los tantos.