Diario Sur

Malaga CF

Rosales: «Un equipo como el Málaga no puede estar peleando por la permanencia»

Rosales:  «Un equipo como el Málaga no puede estar peleando por la permanencia»
/ Fernando González
  • Confiesa que lo siguen algunos clubes y afirma que se siente contento en el equipo blanquiazul: «Es un orgullo que reconozcan tanto trabajo»

  • El jugador ha denunciado los problemas de su país en las redes sociales desde hace algún tiempo

El defensa Rosales, venezolano de 28 años, completó cien partidos con el Málaga en el choque de Riazor y es uno de los futbolistas más importantes del equipo en los tres años que completará en breve vistiendo la camiseta blanquiazul. Es consciente de los problemas que ha tenido el equipo esta campaña para cumplir con sus objetivos y afirma que el conjunto de Míchel no puede estar luchando por la permanencia, ya que dispone de presupuesto y plantilla para pelear por metas más importantes. Ahora, sin embargo, después de la irregular campaña, el lateral sólo piensa en cerrar la salvación matemáticamente para pasar página este ejercicio.

–Llega la recta final de la Liga sin que el equipo haya encontrado la regularidad, pese a que la permanencia esté ya virtualmente conseguida. ¿Qué ha ocurrido?

–Al principio teníamos unos objetivos que lamentablemente no pudimos cumplir. Comenzamos la temporada relativamente bien, con buenos resultados, pero luego vino una racha muy negativa, con un cambio de entrenador con diferente filosofía. Es cierto que no encontramos esa regularidad y pasamos a tener un objetivo diferente, y matemáticamente no está cumplido. Y debemos afrontar ahora estos partidos como se merecen, porque van a ser partidos complicados. Hay que terminar de la mejor manera esta temporada.

–En esta ocasión los equipos de abajo han sumado pocos puntos y está siendo fácil la salvación, pero en otras circunstancias el sufrimiento del Málaga habría sido máximo. ¿Con esta plantilla sólo se puede luchar por la permanencia?

–Es obvio que no. Al comienzo de temporada yo era uno de los que decía que en esta plantilla había calidad para luchar por los puestos de arriba. Pero el fútbol es impredecible, aunque el equipo nunca ha dejado de trabajar, de luchar. Siempre nos faltaba ese plus, ese poquito para conseguir buenos resultados, pero tuvimos mala racha, y nada más.

–Dos cambios de entrenador y el equipo nunca reaccionaba...

–Cuando no cumples el objetivo sabes que algo sucedió. Tenemos buena plantilla, con mucha calidad, y el equipo nunca ha dejado de trabajar, de sacrificarse. Pero en el fútbol no está nada escrito, nada asegurado, por más que hagas las cosas bien. Recuerdo que esta temporada tuvimos unos partidos muy buenos que al final no nos dieron puntos, y también ocurrió a veces al revés. Al final mandan los goles y los puntos, y en esto no estuvimos acertados.

–Al margen de la plantilla, el club también tiene un presupuesto de 70 millones. ¿Cree que el Málaga no debe hablar de Europa como un objetivo de partida cada temporada?

–Está claro. Pero primero vamos a acabar esta temporada para asegurar los objetivos. Después pensaremos en la próxima temporada, pero un equipo como el Málaga no puede estar peleando por la permanencia...

–Cumple su tercera temporada y ya acumula 100 partidos con el Málaga; ¿de cuál está más contento?

–Creo que la anterior y esta son en las que he tenido más regularidad, pero desde que llegué he trabajado duro y he disputado muchos partidos. Estoy contento en lo personal de haber cumplir 100 partidos en una institución como el Málaga y en la Liga. Espero seguir y sumar muchos más.

–Tuvo una propuesta del Rubin Kazán para marcharse, seguramente con una ficha mucho más alta. ¿Le ha llegado alguna más?

–Sí, es cierto que recibí información sobre esto, aunque no una oferta real. También estuvo de por medio la Copa América y al final no se concretó nada. Pero en todo momento mi mente estuvo en España, porque estar aquí para mí es un sueño por el que he estado luchando. Quiero seguir mucho tiempo, ese es mi objetivo.

–Y hay otros equipos que lo siguen después de tres años en el Málaga.

–Sí, es verdad que hay equipos interesados. Para mí es un orgullo y una satisfacción que reconozcan tanto trabajo, lo que he venido haciendo estas temporadas. Pero yo no soy un futbolista conformista. He pasado por Bélgica, Holanda y España, y he ido creciendo. La idea siempre es de mejorar, aspirar a más. Desde que llegué al Málaga siempre dije que estoy muy agradecido por darme la oportunidad de jugar en una Liga tan competitiva como la española. Aquí he crecido.

–¿Lanzaría algún mensaje a la afición malaguista en una temporada tan complicada, en la que se ha sentido decepcionada?

–Ellos se sienten frustrados y nosotros, también, porque somos los primeros afectados cuando llegan las derrotas. A mí siempre me ha gustado ganar. La afición debe tener claro que el equipo siempre se ha dejado todo en el campo, y lo va a seguir haciendo en los partidos que quedan. Todos teníamos unas expectativas que no se cumplieron, pero no nos vamos a rendir. Lo daremos todo por la afición, a quien hay que agradecerle que han estado con nosotros tanto en los buenos como en los malos momentos.

«En Venezuela tengo familiares y amigos, y siento impotencia de no poder hacer más»

Rosales está siendo especialmente crítico con el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. El jugador ha denunciado los problemas de su país en las redes sociales desde hace algún tiempo. Siente impotencia por no poder ayudar a sus familiares y amigos que viven en su país, mientras que cree que su ausencia de la selección no está motivada por sus críticas al gobierno.

–Estos días está especialmente sensibilizado y preocupado por los acontecimientos que siguen ocurriendo en su país.

–Sí. claro. Estamos pasando en por una situación muy mala, muy terrible, muy lamentable. Tengo allí familiares y amigos, y siento impotencia de no poder hacer algo más, aunque creo que se puede solucionar. Está en las manos de Dios para que pueda pasar todo esto lo más pronto posible.

–El pueblo se ha echado a la calle y el gobierno no cede, y siguen acumulándose enfrentamientos y también fallecidos...

–Asesinatos de estos hubo no sólo en estos días, sino también antes. Hay muchas familias tristes. Es una situación lamentable de la que, de la mano de Dios, esperamos salir lo antes posible.

–La única salida sería la marcha de Nicolás Maduro y la celebración de nuevas elecciones, ¿no?

–Claro que sí. Hay una separación en Venezuela que no debería existir. Somos un país que tenemos mucho potencial, pero lamentablemente los que gobiernan, que son los que deben liderarlo todo, no lo han hecho correctamente. Y por eso la gente se cansa y quiere un cambio, un cambio pacífico a través de unas elecciones.

–Pero Maduro también llegó al poder a través de unas elecciones teóricamente democráticas...

–Democráticamente dicen ellos, pero las imágenes están claras. Esto es un proceso burocrático, un trámite. Esperemos que no haya más hechos que lamentar.

–Después de ser un habitual en la selección, ahora no lo llaman. ¿Qué ha ocurrido?

–No puedo responder a eso. Yo hago mi trabajo, me entreno. Luego, si me llama la selección, acudo felizmente. En esta ocasión no me tocó estar. Trabajare para volver a representar a mi país.

–¿Esta ausencia puede tener alguna relación con sus críticas al régimen de Nicolás Maduro en las redes sociales?

–No debería. La federación está separada del gobierno, pues... Si hay libertad de expresión, cada uno puede expresar su opinión. Pero creo que no tiene nada que ver. Yo trabajo para estar y, si no es así, trabajaré más duro para volver.