Diario Sur
Malaga CF

Míchel: «Los jugadores saben que este es el camino a seguir»

Míchel da indicaciones a los jugadores en el partido de hoy.
Míchel da indicaciones a los jugadores en el partido de hoy. / Ñito Salas
  • El técnico cree que, con partidos así, los futbolistas que quieran salir tendrán que pensar en algo más que en el aspecto económico

«Esta es la línea correcta. El equipo lo comprendió después del partido en Riazor». Tras la victoria ante el Valencia, Míchel apareció sonriente en la sala de prensa Juan Cortés de La Rosaleda porque sus pupilos habían aprendido la lección. «Hoy han salido a competir, y cuando salen a competir suelen ganar. Los jugadores saben que este es el camino a seguir», explicó el madrileño, que ni siquiera de ese cambio de mentalidad se quiere atribuir ningún mérito. «Yo soy mucho peor decepcionado que enfadado. Prefiero hablar con ellos. Lo comprenden, a pesar de ser jóvenes. Sin ayuda del entrenador saben diferenciar lo bueno y lo malo», destacó.

La clave, según el técnico blanquiazul, fue que al césped salió un equipo «más estable» que el de hace una semana en La Coruña. «Este es el equipo que buscamos, pero tampoco hay que ser presuntuosos. Puede que me repita mucho, pero los jugadores ya saben lo que hay que hacer. Más allá de que el planteamiento haya sido interesante, la ejecución por su parte ha sido maravillosa», añadió Míchel, para el cual ganar 2-0 a un equipo como el Valencia es «muy gratificante».

Nombres propios

Tras el análisis general llegaron los nombres propios. Sobre Ontiveros, Míchel fue muy claro: «Hoy ha dado un buen paso para convertirse en futbolista profesional. Tiene unas excelentes cualidades, pero cuando empiece a entender cómo se juega al fútbol va a ser mucho mejor». Los rumores sobre el interés del propio Valencia en Pablo y Camacho los despejó rápidamente. «Yo cuento con ellos, pero si viene un club y el jugador quiere dar un paso hacia otro lado, nadie se lo puede impedir». Sin embargo, el técnico blanquiazul asegura que con partidos como el de hoy «los jugadores van a necesitar algo más que dinero para pensar en cambiar de aires».

Tampoco le compete a Míchel evitar la salida de Sandro, un jugador que «está demostrando ser diferente no sólo por los goles, sino por lo que ofrece». El madrileño aseguró entre risas que ofrecería parte de su contrato para que el canario se quedase una temporada más en el club. «Y no digo todo mi contrato para que mis hijos no se queden sin comer», añadió. «El jefe es Arnau, yo me dedico a entrenar. Sé que van a seguir saliendo nombres y sólo opinaré de los que pueden venir. No soy de números, soy de letras, y a veces no las junto bien», bromeó el técnico.

Míchel confirmó que para el partido ante el Granada buscará un recambio para Rosales, con problemas en el pubis. «Con la lesión de Miguel Torres no tenemos a nadie ahí, pero quiero darle descanso el martes», comentó. También tuvo tiempo para opinar sobre el ambiente en la grada: «La gente lo ha pasado tan mal que tenía ganas de demostrar que está contenta con el equipo».

El entrenador del Valencia, Voro, admitió que en la primera parte el Málaga superó claramente a sus pupilos. «En la segunda hemos tenido más posesión y ocasiones muy claras, pero el Málaga ha defendido bien y ha hecho su partido». El cambio de Garay, que se tuvo que retirar en camilla por un balonazo, trastocó los planes del técnico valencianista. «El equipo tenía suficiente fuerza ofensiva con Orellana, Medrán y Parejo y salida por la izquierda y la derecha. Con los cambios de Nani y Zaza hemos buscado el gol, pero tampoco jugar con dos puntas te asegura más ocasiones», explicó Voro al ser preguntado por la tardía inclusión de ambos futbolistas en el terreno de juego. Voro espera contar con Garay, que sufrió una conmoción cerebral leve, para el próximo partido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate